Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


^
Enviar Enviar a otra persona
Imprimir Imprimir

Leche digestiva o baja en lactosa

Está indicada para personas con intolerancia a la lactosa.

Se trata de un tipo de leche modificada en uno de los componentes del alimento, la lactosa. La lactosa es el hidrato de carbono de la leche. Para digerirla, el organismo precisa la enzima lactasa que se produce normalmente en la mucosa intestinal, y que transforma la lactosa en unidades más pequeñas (glucosa y galactosa).

Hay personas que padecen intolerancia a la lactosa como consecuencia de la disminución o ausencia de lactasa en el conducto digestivo, motivo por el cual el consumo de leche u otros alimentos que la contengan, no les sienta bien.
Para cubrir esta demanda surge la leche baja en lactosa. Este producto se obtiene añadiendo lactasa a la leche, enzima que provoca la ruptura de la lactosa en sus componentes básicos. Por este motivo, su sabor es más dulce y difiere del de la leche tradicional.

 Beneficio para la salud

Las leches que se denominan digestivas o bajas en lactosa están indicadas para personas con intolerancia a la lactosa.

La causa de intolerancia a la lactosa puede ser congénita. Esto se puede deber a un error del metabolismo bastante raro en el que la lactasa falte desde el nacimiento, o se puede adquirir con los años. Esta última puede ser parcial o total y puede iniciarse en la infancia, adolescencia o en la edad adulta. Su causa puede ser una disminución progresiva de lactasa por las células de la mucosa intestinal, a partir de los dos o tres años de edad sin que se conozca la causa; o como consecuencia de una agresión a la mucosa intestinal por virus, bacterias, antibióticos o quimioterapia, diarreas infecciosas, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, enfermedad celíaca, ingesta excesiva de alcohol, etc.

Los síntomas suelen aparecer entre los 30 minutos y las 2 horas después de haber ingerido alimentos que contengan lactosa, generalmente acompañados de flatulencia, cólico intestinal y diarrea. Esto se debe a que la lactosa no digerida en el intestino delgado pasa al grueso y allí es fermentada por las bacterias de la flora intestinal produciendo hidrógeno y otros gases. El malestar desaparece entre 3 y 6 horas más tarde.

LÁCTEOS
Leche digestiva o baja en lactosa
Leches enriquecidas en vitaminas y/o minerales
Leche desnatada con fibra soluble
Leche con jalea real
Leche modificada en grasa: Omega 3
Lácteos bajos en grasa
Alimentos probióticos: Yogur y leches fermentadas
Yogur con fitoesteroles

CEREALES
Cereales de desayuno fortificados
Los cereales integrales
Barritas energéticas

BEBIDAS
Zumos y bebidas enriquecidas
Bebidas estimulantes
Bebidas isotónicas

HUEVOS
Huevos DHA, ¿huevos sin colesterol?

CARNES Y DERIVADOS
Fiambres bajos en sal
Jamón cocido bajo en grasas
Derivados cárnicos funcionales

GRASAS
Margarina enriquecida
Margarina rica en fitoesteroles
¿Aceite de girasol rico en ácido oleico?

CONDIMENTOS
Sal yodada

BAJOS EN CALORIAS
Los alimentos bajos en calorías

Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto