Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Seguridad alimentaria


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Tipos de contenidos: Seguridad alimentaria

^

La OMS reitera la necesidad de investigar más sobre la acrilamida

  • Fecha de publicación: 28 de junio de 2002

Un total de 27 expertos reunidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) han estudiado durante tres días el riesgo de la acrilamida en la salud de los humanos.

Una de las principales conclusiones a las que se ha llegado manifiesta la necesidad de intensificar los estudios sobre la presencia de acrilamida en los alimentos, una sustancia con posibles efectos cancerígenos sobre la salud humana. Según los expertos, es necesario realizar más estudios para conocer con exactitud los efectos de carcinogénicos de la acrilamida en las personas ya que los estudios que existen actualmente no permiten aconsejar sobre el consumo de un producto determinado u otro.

La alarma saltó a finales del mes de abril, cuando la Agencia de Alimentación de Suecia detectó altas concentraciones de acrilamida en patatas fritas de bolsa. Más tarde, las autoridades de Noruega y del Reino Unido confirmaron también la presencia de esta sustancia en alimentos como galletas, pan y cereales de desayuno o tostados, además de las patatas fritas.

La acrilamida es un producto químico que se utiliza en la fabricación de plástico. Las investigaciones actuales realizadas en ratas de laboratorio consideran cancerígeno una dosis de 25-50 miligramos por kilo de peso corporal y kilo. Los alimentos que provocaron la alarma en Suecia contenían 1.200 microgramos por kilogramo. Actualmente sólo está regulada la presencia de acrilamida en agua corriente. La UE aconseja unos niveles máximos de 0,1 microgramos por kilo.

La sustancia puede aparecer en cualquier alimento rico en almidón como cereales o patatas, que son productos que se someten a altas temperaturas. Según la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), es un cancerígeno en animales de laboratorio y un "posible" cancerígeno en humanos. Hasta que no se conozcan con exactitud los efectos reales que puede causar esta sustancia en los humanos, la OMS aconseja a la población seguir una dieta equilibrada que contenga menos fritos y grasas, según informa El País.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto