Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Seguridad alimentaria


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Tipos de contenidos: Seguridad alimentaria

^

Continúan las investigaciones sobre la acrilamida

  • Fecha de publicación: 17 de septiembre de 2003

La preocupación por los altos niveles de acrilamida detectados por expertos suecos en productos alimenticios en abril del año 2002 mantiene la alerta entre expertos de todo el mundo. Los científicos de la Administración Nacional de Alimentos de Suecia continúan con la investigación, que se centra en el compuesto cancerígeno detectado en productos alimenticios sometidos a altas temperaturas.

Los expertos de la Administración Nacional de alimentos se han centrado en datos de consumo de alimentos entre la población adulta. Los alimentos estudiados han sido la patata, el pan, los cereales de desayuno, los bizcochos, las galletas y el café. Los responsables de las investigaciones no descartan sin embargo que deban analizarse otros alimentos como la carne o el pescado.

Según datos de la Agencia de Protección de Medio Ambiente de EEUU y la Organización Mundial de la Salud (OMS), una ingesta diaria de acrilamida superior a los 35 gramos podría estar asociada con posibles riesgos para la salud de las personas. Tras la detección de esta sustancia el pasado año, gobiernos nacionales, la OMS y la industria alimentaria han medido los niveles de acrilamida en una amplia variedad de productos.

Las investigaciones se centran ahora en la manera cómo reducir los niveles de la sustancia química. Según datos de los expertos, la acrilamida se forma cuando la glucosa y una sustancia denominada asparagina reaccionan a temperaturas altas. Los trabajos cuentan este año con la colaboración del Centro para la Ciencia en el Interés Público (CSPI, en sus siglas inglesas) y la Administración de Drogas y Alimentos de EEUU (FDA, en sus siglas inglesas). Ambas organizaciones requieren a los fabricantes de alimentos limitar la cantidad de acrilamida en sus productos.




Otros servicios


Buscar en