Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Seguridad alimentaria


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Tipos de contenidos: Seguridad alimentaria

1º Semana contra el desperdicio
^

Expertos estadounidenses mejoran la presencia de proteínas en la alimentación animal

  • Fecha de publicación: 10 de diciembre de 2003

El ganado vacuno podría beneficiarse de mayores niveles de proteínas procedentes del consumo de alfalfa gracias a un nuevo método desarrollado por expertos del Servicio de Investigación Agrícola de EEUU (ARS, en sus siglas inglesas). La nueva técnica permite reducir la pérdida de proteína que se produce durante el almacenamiento del forraje.

A pesar de que la alfalfa constituye uno de los principales alimentos para el ganado por su alto contenido de proteínas, su almacenaje provoca pérdidas de hasta el 85% de la proteína. Ahora, un grupo de expertos del Centro de Investigación de Forraje de Vacas Lecheras, en Wisconsin, han descubierto una solución al problema de la descomposición de proteína en la piel de patatas y en el trébol rojo.

Este último alimento contiene elevadas cantidades de una enzima llamada polifenol oxidasa (PPO, en sus siglas inglesas). Cuando el trébol rojo se corta, suelta el PPO que, expuesto al oxígeno, reacciona con ácido cafeico para formar moléculas de otra sustancia llamada "o-quinone". Estas moléculas se atan a las enzimas que causan la descomposición de la proteína del trébol rojo.

La alfalfa, por su parte, tiene niveles más bajos de PPO. Para proteger la proteína, los expertos han "prestado" el gen de PPO el trébol rojo y lo han insertado en las plantas de alfalfa. Cuando estas plantas alteradas han sido tratadas con ácido cafeico, al cabo de dos semanas han conseguido una degradación de proteína un 15% menos que las plantas de alfalfa no tratadas.

Según los expertos, el ácido cafeico está presente en concentraciones altas en unas variedades de frutas y vegetales, y especialmente en la piel de las patatas, uno de los desperdicios agrícolas más comunes. Los científicos están trabajando con diferentes plantas de procesamiento de patatas para averiguar el camino más fácil de extracción del ácido cafeico de la piel sobrante de las patatas.




Otros servicios


Buscar en