Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Seguridad alimentaria


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Tipos de contenidos: Seguridad alimentaria

^

La aplicación de estiércol y calor podría desinfectar el suelo para la plantación de fresa

Un grupo de científicos ensaya en Huelva esta técnica de biosolarización

  • Fecha de publicación: 3 de septiembre de 2010

Un grupo de científicos del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) ensaya en Huelva la aplicación de estiércol de gallina y calor al suelo donde se planta la fresa con el objeto de determinar su idoneidad para usarlo como desinfectante. La técnica, denominada biosolarización, ha arrojado ya resultados positivos.

Estos trabajos, que se realizan en la finca "El Cebollar" de Moguer (Huelva), cobran mayor importancia después de que la Unión Europea (UE) prohibiera el uso del bromuro de metilo para desinfectar este tipo de plantaciones, así como sus alternativas, también compuestos químicos amenazados por la normativa europea.

Esta técnica de biosolarización para la fresa se ha desarrollado por el Ifapa en esta finca desde el verano de 1999 y consiste, sobre todo, en la distribución e incorporación del biofumigante -estiércol fresco de gallina- a la tierra por aspersión a razón de unos 25.000-30.000 kilos por hectárea. Después se procede a la instalación del film de polietileno transparente para la solarización, que permanecerá en el terreno durante unas cuatro semanas, período que dura el tratamiento, según explica el investigador Juan Jesús Medina, participante en el proyecto.

La aplicación continuada de la biosolarización permite lograr mejoras como "el aumento del contenido en materia orgánica del suelo, el mejor control de malas hierbas, especialmente de Portulaca oleracea, y el aumento del desarrollo vegetativo y de la producción", apunta el científico.

A pesar de estos buenos resultados, desde el Ifapa se muestran cautos con esta técnica, tanto en su aplicación a gran escala por sus costes y el tiempo necesario para preparar el terreno, como en sus efectos ambientales, ya que este tipo de estiércol tiene un alto contenido en nitrógeno que podría no ser bueno para determinados tipos de suelo.




Otros servicios


Buscar en