Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Seguridad alimentaria


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Seguridad alimentaria

^

Gripe aviar

  • Última actualización: 21 de septiembre de 2010

La gripe aviar es una enfermedad infecciosa de las aves causada por cepas A del virus de la gripe. Su rápida expansión en el pasado y la aparición de casos humanos motivó la intervención de las autoridades sanitarias internacionales que hoy por hoy se centran en su prevención y vigilancia. El principal temor, además de las pérdidas económicas asociadas, es que surja una hipotética pandemia de alcance mundial.

Gripe aviar

La gripe aviar es una enfermedad de origen vírico que afecta principalmente a aves salvajes y de corral. El virus se transmite de un ave enferma a otra de forma similar a otras enfermedades a través de la inhalación de polvo contaminado por heces o contacto con secreciones. Su descripción se remonta a prácticamente un siglo de historia y, aunque son conocidos algunos brotes de cierta virulencia, los efectos de esta gripe animal suelen pasar desapercibidos. Sin embargo, el impacto de los brotes aparecidos a lo largo del último decenio, sobre todo en países del sureste asiático en 2003 junto con los casos en personas, forzó a las autoridades sanitarias internacionales a imponer medidas que iban más allá de lo estrictamente preventivo. En juego estaban no sólo la viabilidad de las enormes granjas de producción avícola, sino también un potencial riesgo de salud pública.

Particularidades

La enfermedad, causada por cepas A del virus de la gripe, constituye motivo de preocupación por las características propias de su agente causal y sus eventuales agentes transmisores. La facilidad de contagio entre animales de la misma especie puede provocar, como ya se ha visto en países asiáticos, la necesidad de introducir medidas drásticas para frenar la expansión del virus. Por otro lado, se tiene constancia, al menos desde 2003, de que el virus puede saltar la barrera de las especies y afectar a personas que tienen contacto directo con los animales infectados. Este salto entre especies puede acabar comportando una nueva variedad vírica que acabe extendiéndose entre humanos, de ser así, como admite la OMS, podría acabarse hablando de una pandemia de alcance mundial.

La transmisión de la gripe aviar de aves a humanos, requiere un contacto prolongado entre ambos, como puede ser el caso de las personas que limpian los gallineros familiares en Asia o que, incluso, conviven con las aves. Si el contagio ave-humano es excepcional aun lo es más el contagio entre humanos, del que ha habido indicios en caso esporádicos que hacen que la probabilidad de transmisión siempre en situaciones extraordinarias sea remota y así seguirá si el virus no sufre una mutación que lo haga más infectivo para los seres humanos.

Respecto a su posible transmisión a través de los alimentos y tal y como precisa AESAN, no existe ninguna evidencia científica de que esto pueda suceder. El virus de la gripe aviar no resiste temperaturas mayores de 70º C, por lo que su transmisión a través de los alimentos no se produciría al ingerirlos, sino al manipularlos crudos. Pero, en los países desarrollados, las aves y los huevos llegan a nuestras casas tras un proceso de cría y venta muy controlado por lo que, de producirse algún brote de la enfermedad en una granja, difícilmente llegaría al mercado. El verdadero riesgo es que el virus de la gripe aviar experimente una mutación que le permita transmitirse de un ser humano a otro por vía respiratoria o contacto directo, como muchas otras enfermedades. Los virus responsables de la gripe aviar pertenecen a la familia Orthomyxoviridae, género Influenzavirus tipo A, y están divididos en subtipos de acuerdo con la presencia de las proteínas de membrana hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N).

De los 16 principales subtipos de virus de la gripe A, sólo las cepas de los subtipos H5 y H7 causan gripe aviar hiperpatógena, afección muy contagiosa y rápidamente letal en las especies aviares sensibles. La infección en las aves puede causar un amplio abanico de síntomas, que pueden ir desde una enfermedad leve, caracterizada normalmente con la presencia de plumas erizadas o la disminución en la producción de huevos, hasta una enfermedad más severa.

Cuando la infección provoca un cuadro altamente contagioso y mortal, se identifica como «gripe aviar altamente patógena». Esta forma se caracteriza por su rápida aparición, por la gravedad de los síntomas y por su fulminante evolución. En las aves, la mortalidad está muy cercana al 100%.

A pesar de que todas las aves son vulnerables a la enfermedad, algunas especies, como los patos salvajes, han demostrado ser más resistentes a la infección que otras, como las aves de corral domésticas, sobre todo los pollos y los pavos. Así, las aves migratorias salvajes actúan como reservorio y contagian a las aves acuáticas domésticas y éstas a las aves de corral que son muy vulnerables.

El virus H5N1 ha traspasado la barrera de las especies afectando ocasionalmente a otras especies además de a las aves, como cerdos o felinos además de humanos aunque su capacidad de contagio en estos nuevos huéspedes es muy limitada.. Así el ganado porcino puede ser también susceptible a la infección ya que las células que componen el tracto respiratorio de estos animales cuentan con receptores de membrana que permitirían anclar a los virus. Ello les convierte en mucho más sensibles a la enfermedad.

Paginación dentro de este contenido

Etiquetas:

aves, gripe aviar, h5n1, influenza




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto