Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Seguridad alimentaria


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Seguridad alimentaria

^

Aves migratorias y extensión de la gripe aviar

Las aves salvajes, especialmente patos y cisnes, son una de las principales fuentes de transmisión del virus

El papel de las aves salvajes, especialmente las migratorias, en la extensión del virus de la gripe aviar a nuevas zonas va ganando cada vez más puntos. La confirmación de nuevos casos en Asia, China, Rusia, Turquía, Rumania, Nigeria y la Unión Europea indica que la extensión geográfica de la enfermedad convierte a las poblaciones de aves salvajes en «almacén y transporte» del virus, que ha llegado ya a 45 países de tres continentes.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas inglesas) acaba de publicar las conclusiones de un estudio científico realizado por un grupo de expertos en Salud y Bienestar Animal (AHAW) sobre la gripe aviar. Según el informe, ciertas especies de aves salvajes, sobre todo acuáticas, como patos y cisnes, están propagando la enfermedad, y se convierten así en una de las principales fuentes de transmisión en aves de corral y en las responsables de su introducción en la UE. Este riesgo aumenta si se tiene en cuenta que lo hace también la evidencia de que el virus H5N1 puede estar presente en aves como gorriones, que no presentan síntomas de la enfermedad. En consecuencia, y como han confirmado los recientes casos detectados en la UE, existe una alta probabilidad de que el virus se propague a largas distancias.

Las conclusiones del panel de científicos, que se ampliarán a finales del mes de abril, coinciden con la declaración realizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Internacional de Epizootias (OIE) según la cual, y teniendo en cuenta los datos epidemiológicos disponibles hasta la fecha, entre las aves salvajes involucradas en la difusión transfronteriza del virus, son las aves acuáticas las que desempeñan un papel importante, todo ello sin menospreciar que existen unas 50 especies de aves no domésticas susceptibles a la infección por el virus. El análisis de la EFSA, centrado especialmente en la introducción, exposición, contaminación, transmisión y extensión del virus a las aves domésticas de la UE, ha tenido en cuenta los datos epidemiológicos de los últimos tres meses, e incluye una lista de las aves salvajes con más probabilidades de transmitir el virus H5N1 a otras aves en la UE como consecuencia de movimientos migratorios (gansos, patos, palomas y gorriones, entre otros).

Vías de transmisión

La EFSA recomienda evitar la exposición de aves de corral cerca de zonas migratorias y consolidar las medidas de bioseguridad En líneas generales, la llegada de las bajas temperaturas suele «accionar» los movimientos migratorios de las aves, que buscan condiciones más favorables. Este factor podría explicar la introducción del virus H5N1 en algunos países de la Unión Europea durante el invierno 2005-2006 procedentes de aves migratorias del este de Europa. Según la EFSA, las aves salvajes que comparten lugares con aves de corral domésticas son las que podrían actUar de «puente» para la transmisión del virus, sobre todo teniendo en cuenta que uno de los principales riesgos de transmisión es el contacto directo con agua y suelos contaminados.

Actualmente, son distintas zonas geográficas de varios países de la UE las que están infectadas por el virus de la gripe aviar. Los primeros casos se confirmaron el pasado mes de marzo en dos patos salvajes en Suecia. Entonces, se encontraron en el Báltico una docena de aves salvajes afectadas por virus H5. A Suecia le han ido sucediendo otros casos en Alemania, Italia, Grecia, Eslovenia, Austria y Hungría. En España, y tras considerar que la gripe pueda acabar llegando a través de las aves migratorias procedentes de África, se han empezado a adoptar medidas de prevención que se materializan en encerrar las aves de corral de los humedales y en evitar el contacto con las aves migratorias.

Infección en mamíferos

Algunos datos epidemiológicos y estudios experimentales han demostrado la susceptibilidad al virus de ciertos mamíferos, especialmente el gato. A pesar de todo, y según los datos disponibles desde el inicio de la crisis, a finales de 2003, hasta la fecha, no se ha evidenciado el papel de esta especie en la transmisión del virus en un ambiente natural. Tanto la OIE como la FAO han confirmado que «no existen pruebas de que el gato doméstico intervenga en el ciclo de transmisión del virus H5N1». Como medida de prevención, las dos organizaciones apoyan el confinamiento de los gatos en las zonas infectadas y en las zonas de vigilancia alrededor de los focos de gripe aviar.

El primer mamífero con H5N1 en Europa se ha confirmado en Alemania. Pese a todo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que no se ha detectado aún ningún cambio en la epidemiología de la enfermedad ni «mutación» que aumente la virulencia del virus «para los felinos u otros mamíferos». Recientes investigaciones experimentales realizadas por expertos holandeses indican que el riesgo de propagación de la enfermedad a partir de gatos es inferior al de las aves.

PRINCIPALES INCÓGNITAS

Expertos de los Centros Estadounidenses para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, en sus siglas inglesas) estudian la transmisión y la virulencia del virus de la gripe aviar en hurones y ratones con el fin de responder a preguntas como la que gira entorno a si se producirá una pandemia humana de la enfermedad. Una de las principales incógnitas sobre el virus de la gripe aviar es si causará una pandemia humana. Algunos expertos consideran que esto se tendría que haber producido ya, pero la forma actual del virus no parece ser un germen pandémico porque hasta ahora no se contagia fácilmente de las aves a humanos, y porque los humanos infectados raramente la transmiten a otros.

A pesar de todo, esto podría cambiar si el virus mutara de manera que facilitara la infección y el contagio entre humanos. Las investigaciones se centran ahora en aclarar porqué un virus puede ser tan contagioso entre las aves pero difícil de transmitirse entre mamíferos, y qué tipo de mutación cambiaría todo esto. Algunas de las hipótesis lanzadas afirman que la aparición del virus en grandes bandadas de aves domésticas puede haber producido formas más virulentas de H5N1. El hecho de que el virus haya empezado a infectar a mamíferos, como gatos, cerdos y perros, es una mala noticia. Según Nancy Cox, directora del Departamento de gripe en los Centros para el Control de Enfermedades de EEUU, «cuantas más oportunidades tenga el virus de mutar durante la multiplicación en un huésped mamífero, más probable es que mute».


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en