Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Seguridad alimentaria


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Seguridad alimentaria

Escuela de alimentación
^

Alimentos exóticos en la UE

Los consumidores europeos apuestan cada vez más por probar sabores nuevos

Los consumidores europeos exigen cada vez más disponibilidad de mayor variedad de alimentos durante todo el año. En la Unión Europea este aumento en la demanda de productos exóticos se refleja sobre todo entre los productores de alimentos, que intentan adecuarse cada vez más a las exigencias del mercado. Uno de estos sectores es el panadero, que ha empezado a introducir en sus productos frutas procedentes de zonas tropicales, especialmente de América del Sur y Asia. Durante el año 2005, un total de 81 de los productos contenían frutas exóticas en la Unión Europea.

La introducción en el sector panadero de variedades inusuales de fruta como coco, granada, mango o papaya va aparejada con el aumento en las exigencias del consumidor hacia este tipo de productos. Las granadas, por ejemplo, contienen polifenoles, sustancias a las que se les atribuye efectos potenciales en la prevención de ciertos tipos de cáncer y de la presión arterial. Según el Centro de Desarrollo de Alimentos de EEUU (CCD, en sus siglas inglesas), la nutrición ocupa cada vez más un puesto destacado en la «agenda» del consumidor, preocupado cada vez más por obtener productos sanos. En esta línea es en la que se perfila el auge de las frutas exóticas, y se cumplen así las previsiones lanzadas por los expertos estadounidenses a principios de 2006 sobre la «normalización» de los ingredientes exóticos.

Uno de los países donde más claramente se refleja esta tendencia es el Reino Unido, donde la Agencia de Normas Alimentarias (FSA) matiza las razones que explicarían esta tendencia. Según Deirdre Hutton, responsable de la agencia, los consumidores «exigen más y mejor información y está preocupada cada vez más por su salud», aspectos relacionados con las nuevas exigencias «exóticas». En este sentido, un informe presentado por expertos del CCD reconoce que son las frutas exóticas y los productos como el té blanco cuya demanda está previsto que aumente durante el año 2006. «Las frutas como mango, papaya y granada pasarán de considerarse exóticas a corrientes», reconoce el informe, que identifica «comer sano» como parte responsable del auge de estos productos.

Mercado exótico

El mercado europeo acoge en los últimos años numerosas frutas exóticas, como yame, malanga o tamarillo Entre 2001 y 2004 se ha producido en la UE del 26% en la demanda de fruta exótica, según recientes informes. EEUU es el país con un «mercado exótico» superior, y se prevé que la tendencia continúe aumentando. Uno de los productos que mayor aumento ha tenido es el del té, con el que está previsto que suceda lo mismo que ya pasó con «el vino, el café y el chocolate», cuyo consumo ha prosperado gracias a las valoraciones positivas que numerosos estudios científicos les han atribuido, especialmente en cuanto a beneficios para la salud. Al té verde y negro, principales demandados, se les une ahora el té blanco, con una concentración más alta de antioxidantes y menos cafeína que los dos anteriores.

Los denominados «alimentos de moda», como tapas mexicanas y tailandesas, empiezan a formar parte de la vida cotidiana nutricional de los consumidores europeos. En 2005 81 nuevos productos que contenían frutos exóticos fueron introducidos en Europa, algunos de ellos contenía mango, coco, papaya y pomelo. Sandías amarillas procedentes del Lejano Oriente, sandías sin pepitas o de color naranja son algunos de los alimentos nuevos introducidos en España en los últimos años. Algunos de los productos exóticos con más salida en el mercado son la yuca y, aunque menos conocidos, el yame y la malanga (tubérculos), el tamarillo (fruta) y los pimientos africanos.

En 2005, el mercado europeo fue un importante receptor también de uchuva, fruta redonda, amarilla, dulce y pequeña procedente de Colombia. En total, se exportaron más de 4.000 toneladas de productos exóticos a países como Holanda, Bélgica, Alemania, España, Francia, Italia y Portugal. La uchuva es, junto con otros productos como la pitahaya, el mango, la Feijoo, el bananito, la lima tahitía, la piña golden, el maracuyá y el lulo, uno de los productos que forman parte de la oferta colombiana. En este sentido, las previsiones del Ministerio de Agricultura de Colombia es alcanzar, para el año 2006, las 13.000 toneladas de estos productos.

FRUTA INDIA

Los fabricantes europeos tienen acceso cada vez más fácil acai, una fruta originaria de Brasil y que ha empezado a introducirse de forma especialmente significativa en el mercado británico. Esta fruta, con un aspecto similar a las uvas, ha formado parte a lo largo de la historia de la dieta de tribus indias, que la denominan «içá-içá» (la fruta que llora).

Se ha demostrado que tiene efectos antioxidantes y que contiene altos niveles de antocianinas, pigmentos que se encuentran en muchas frutas oscuras, como cerezas y uvas, y también en el vino tinto, y a las que se les atribuyen un papel importante en la prevención de degeneración de células de órganos en mamíferos y humanos, según estudios realizados por expertos de la Universidad del Estado de Ohio (EEUU).

Actualmente, esta fruta se comercializa ya en Nueva Zelanda, Australia, Sudamérica, Japón, EEUU y Oriente Medio. El principal producto que se extrae de este fruto es una bebida de consistencia pastosa, con altos contenidos de pectina, principal componente de la pared celular de los vegetales y frutas y utilizada en la industria alimentaria en combinación con los azúcares como un agente espesante.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en