Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Seguridad alimentaria


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Seguridad alimentaria

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

¿Congelas el pan? Anota estos consejos de expertos

El pan se conserva hasta tres meses en el congelador, pero hace falta tener en cuenta varios trucos para que mantenga intactas sus cualidades

Imagen: gcpics

Que sea un pan de buena calidad y que en el momento de congelarlo esté fresco. Estas son las dos consignas principales para conservar este producto en buenas condiciones y durante más tiempo. Así uno se asegura, en parte, de que mantenga su textura en el momento de usarlo otra vez. Eso sí, para que quede como nuevo, incluso con textura crocante, y evitar que se esté demasiado duro, es preciso tener en cuenta estos consejos que dan los expertos. ¡Tome nota!

El pan puede durar hasta tres meses en el congelador. Para ello "es fundamental adquirir el pan adecuado para que aguante bien el proceso de congelación", indica el maestro artesano Xevi Ramon, quien apunta cómo debe ser: "Artesano, con un punto de acidez, larga fermentación y, por supuesto, sin aditivos". Una forma de reconocerlo es decantarse por un producto no industrial, de colores subidos (anaranjados o marrones) y con pequeñas burbujas en el exterior, que denotan una larga fermentación. Para congelarlo, este experto prosigue, "se debe cortar en rebanadas, meter en una bolsa de papel o de fécula de patata y enfriar en la parte más templada del congelador".

Descongelar el pan, igual de importante

Imagen: Dinner Series

Al descongelarlo, "mejor que sea a temperatura ambiente, evitando el microondas incluso en la función de descongelación", explica María Dolores Rodrigo, científica titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y vicedirectora técnica del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA). "De lo contrario -advierte-, se quedará seco y duro en cuestión de minutos, ya que el micro hace que parte de las moléculas de agua que contenía el pan se pierdan".

Por su parte, Juan José Rausell, presidente del Gremio de panaderos de Valencia, va incluso más allá: "Si se saca el pan del congelador unas horas antes de consumir y se posiciona bajo una madera, como la de cortar, hará que muchas veces vuelva incluso a crujir".

Con todo, si el pan no ha quedado bien, no hay por qué alarmarse (ni tirarlo). Como explica el chef Peio Gartzia en este artículo, el pan tiene muchos usos gastronómicos cuando deja de estar fresco. Las tostadas y los picatostes son algunas sugerencias para emplearlo, y hay muchas otras: pan rallado, migas, sopa de ajo, flan, canapés...

Etiquetas:

congelación, harina, pan


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en