Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Científicos de todo el mundo analizarán el riesgo del consumo de acrilamida en ciertos alimentos cocinados

El objetivo es elaborar una serie de recomendaciones tanto para los consumidores como para los Gobiernos

  • Fecha de publicación: 22 de junio de 2002

Científicos de todo el mundo analizarán la próxima semana en Ginebra las investigaciones de la Universidad de Estocolmo, que ha descubierto la presencia de un agente cancerígeno, la acrilamida, en ciertos alimentos, como las patatas o el pan, cocinados a altas temperaturas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han convocado esta reunión, que se celebrará del martes al jueves, en la que 27 expertos de todas las regiones del mundo analizarán el problema.

El coordinador de programas alimentarios de la OMS, Jorgen Schlundt, explicó que los 27 expertos que participarán en las consultas intentarán determinar los riesgos que comporta el consumo de estos alimentos en las personas. El objetivo es elaborar una serie de recomendaciones tanto para los consumidores como para los Gobiernos y los investigadores de esta área, apuntó Schlundt.

El experto recordó que los estudios que demuestran que el consumo de acrilamida es cancerígeno sólo se han realizado en animales, mientras que los estudios en seres humanos se han limitado a la exposición a este agente. En 1994, la OMS señaló que la acrilamida era una sustancia "probablemente cancerígena para el hombre", basándose en las pruebas realizadas con animales de laboratorio.

En una investigación de apenas seis meses, la Universidad de Estocolmo descubrió niveles muy elevados de acrilamida en alimentos que contienen fécula y son sometidos a procesos de cocción o fritura a temperaturas superiores a 180 grados centígrados. Los niveles de este agente encontrados en estos alimentos superan en varios cientos de miligramos por kilo a los que aparecen en colorantes, plásticos o pegamentos.

La investigación concluye que las patatas fritas pueden llegar a tener entre 300 y 2.300 miligramos de acrilamida por kilo, mientras que las mediciones realizadas en galletas, tartas y diversos tipos de pan arrojan resultados de entre 230 y 650 miligramos. La OMS recomienda no consumir al día más de 0,5 miligramos de esta sustancia.

Etiquetas:

acrilamida, consumo, riesgo




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto