Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Investigadores temen que la masa ósea de los jóvenes se vea afectada por los cambios de alimentación

Unos hábitos alimenticios inadecuados podrían acarrear un mayor riesgo de fracturas

  • Última actualización: 22 de septiembre de 2003

Una mala alimentación ya no sólo se asocia con obesidad y sobrepeso, y por lo tanto con mayores riesgos cardiovasculares, sino también con mayores posibilidades de sufrir fracturas óseas debido a una notable pérdida de la masa de los huesos del cuerpo. Esta es una de las conclusiones a las que han llegado investigadores de la norteamericana Clínica Mayo en un trabajo publicado esta semana en la revista de la American Medical Association.

Durante el período del estudio, desde 1969 y hasta 2001, los investigadores observaron que en el Condado de Olmsted y en la ciudad norteamericana de Rochester se produjeron un 32 por ciento más de fracturas de muñecas, aunque en las mujeres el porcentaje subía hasta el 56 por ciento. Las tasas más altas se observaron en niñas de ocho a once años y en chicos de 11 a 14 años de edad.

Por eso, los médicos de la Clínica Mayo consideran que estos cambios no sólo se deben a un probable incremento de la actividad física en la edad infantil y juvenil, sino que se derivan, principalmente, de las modificaciones que la dieta alimenticia ha sufrido en los últimos años. En su estudio, los investigadores cuestionan el "dramático aumento" de los refrescos carbonatados, en detrimento del consumo de leche en edad infantil, lo que ha llevado a la consecución de una menor densidad de la masa ósea.

"Una dieta que cede el desarrollo del hueso podría aumentar el riesgo de fracturas posteriores en la vida", asegura el doctor Sundeep Khosla, director del estudio, para advertir de los males de una errónea alimentación en las primeras fases de la vida. Con este estudio, las investigaciones del Instituto Nacional del Envejecimiento de Estados Unidos se encaminarán a profundizar en el análisis del fenómeno, buscando una relación más directa entre dieta, pérdida de masa ósea y posibilidades de sufrir más fracturas.




Otros servicios


Buscar en