Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Los valores nutricionales en las verduras congeladas

Las verduras congeladas conservan sus propiedades nutricionales y ayudan a mantener una dieta saludable y variada durante todo el año

  • Autor: Por ASEVEC
  • Fecha de publicación: 25 de agosto de 2016
Imagen: aluha123

Se sabe que las verduras aportan muchos beneficios desde el punto de vista nutricional y que ayudan a prevenir diversas enfermedades. También, que con su ingesta se obtienen micronutrientes como vitaminas y minerales esenciales para el cuerpo humano. Lo que no se conoce tanto es que las verduras congeladas son tan nutritivas o más que las frescas. ¿Cómo es posible? La explicación es sencilla: mientras que el producto fresco puede llevar almacenado semanas, el producto congelado es procesado justo después de su recogida. En este artículo se repasan algunos datos sobre las propiedades nutricionales de las verduras congeladas.

Las verduras congeladas son muy nutritivas. Existen diversos estudios nutricionales que lo demuestran y coinciden en que hay verduras congeladas (brócoli, zanahoria, col...) que conservan incluso más nutrientes que las frescas. Un equipo de investigadores de la Universidad de Chester (Reino Unido) descubrió que, gracias a que durante el proceso de congelación se paraliza la degradación de los nutrientes, los alimentos congelados en realidad contienen más antioxidantes que los productos frescos.

Las verduras son importantes para el cuerpo porque, sobre todo, se encargan de regular el tránsito intestinal y porque las vitaminas que aportan modulan muchos procesos metabólicos. Todos los vegetales tienen un alto porcentaje de agua e hidratos de carbono, minerales y vitaminas. De estas últimas, incluyen las vitaminas A, B2, B8, B9 o C, entre otras. Estas vitaminas mantienen al organismo vivo: intervienen en la producción de energía, regulan el funcionamiento del sistema nervioso y circulatorio, mantienen la estructura ósea y muscular e influyen en la síntesis de otras sustancias como los glóbulos rojos o las proteínas. Más de la mitad de la vitamina A y casi toda la vitamina C que necesita el cuerpo la proporcionan los vegetales, al igual que cantidades importantes de hierro y calcio. Dentro de las verduras, las más interesantes por su aporte en vitamina A y C son los tomates, los pimientos rojos y verdes, la zanahoria, la acelga, la espinaca y las ensaladas.

Además, las verduras poseen bajo contenido en proteína (20%) y grasa; cuentan con bajo contenido calórico y un 80% de su composición es agua. Se trata, por tanto, de un alimento muy saludable, ya que aporta muchos micronutrientes que actúan sinérgicamente como antioxidantes y ayudan a proteger de enfermedades, tanto cardiovasculares como del cáncer (próstata, colon), así como a mantener la salud de los tejidos como la piel y mucosas del cuerpo.

Por todas estas razones, el mundo vegetal debería tener más presencia en la dieta diaria, ya que, además, con las verduras se pueden cocinar platos de lo más variado, equilibrado y sin carencias nutricionales. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo diario mínimo de 400 gramos de frutas y verduras, que contribuyen a la prevención de enfermedades.

¿Qué nos aportan los vegetales congelados?

  • 1. Las verduras son ricas en potasio y ayudan a evitar la retención de líquidos. Además, al consumir vegetales se previene la hipertensión.
  • 2. Carecen de grasas y son pobres en calorías, por lo que ayudan a combatir la obesidad. El resultado de su ingesta es menos colesterol y triglicéridos y, por tanto, menos patologías cardiovasculares.
  • 3. Ricas en minerales como hierro, zinc, fósforo, potasio, calcio, magnesio o cobre, micronutrientes imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
  • 4. Muchas vitaminas y fibra. En general, mientras las vitaminas A y C permiten mantener fuertes las defensas contra las infecciones, las vitaminas del grupo B fortalecen el sistema nervioso. Además, la fibra previene enfermedades y ayuda a regular el tránsito intestinal y los antioxidantes frenan el envejecimiento.

Verduras para quienes practican deporte

Las vitaminas que aportan las verduras intervienen en muchos procesos metabólicos. Participan en la obtención de energía y en la síntesis de sustancias y estructuras vitales como las hormonas o las proteínas, tan importantes en el mantenimiento y crecimiento muscular. Por eso, son fantásticas para quienes hacen deporte.

En este sentido, las espinacas o los guisantes son ricos en vitamina B2, fundamental en el metabolismo energético, es decir, para el conjunto de reacciones químicas necesarias para la producción de energía y el mantenimiento de la vida.

Otras verduras, como la coliflor o el tomate, son fuente de vitaminas B8, importante en el funcionamiento del sistema nervioso y circulatorio y en la producción de energía. La carencia de vitamina B8 provoca dolor muscular y fatiga.

Las verduras y hortalizas de hoja verde, como espinacas, acelgas, canónigos o brócoli, contienen abundante vitamina B9 o ácido fólico. Esta vitamina es necesaria para el crecimiento y reparación de las células musculares. También interviene en la formación de glóbulos rojos, importantes en el rendimiento deportivo y en el aumento de resistencia física.

Por su parte, la vitamina C, presente en pimientos y tomates entre otros, participa en la formación de colágeno que resulta vital en el crecimiento y mantenimiento de huesos, tendones y ligamentos, así como en la recuperación de fracturas o lesiones deportivas.

Los vegetales de hoja verde suponen el grupo con más vitaminas. Además de las vitaminas ya citadas, poseen vitamina A, E y K. La vitamina A interviene en la contrucción de tejidos. La E es fuente de antioxidantes, repara los tejidos dañados y toma parte en la formación de glóbulos rojos. Por otro lado, la vitamina K desempeña un rol fundamental en la coagulación de la sangre y la cicatrización de heridas y lesiones.

Con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la necesidad de incorporar las verduras en la dieta diaria como hábito de vida saludable, la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC) cuenta con un espacio en Internet que permite conocer en profundidad y con rigor el mundo de las verduras congeladas. En el site se puede ver el proceso de fabricación de las verduras congeladas, las zonas españolas donde se recogen las diferentes variedades, consejos de salud y hasta el mejor tratamiento y uso en la cocina para elaborar deliciosos platos.

Etiquetas:

congelar, verduras


RSS. Sigue informado


ASEVEC

Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto