Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Las verduras congeladas más consumidas en España

Cada persona consume al año en nuestro país una media de 196 kilos de frutas y verduras, según un estudio publicado este año

  • Autor: Por ASEVEC
  • Fecha de publicación: 17 de noviembre de 2016
Imagen: ileishanna

En España, cada persona consume una media de 196 kilos al año de frutas y verduras, según el estudio 'El gasto en alimentos básicos 2016' de la EAE Business School, que presenta un análisis del desembolso realizado durante el año pasado en productos de alimentación básica. Verduras y hortalizas son alimentos fundamentales e imprescindibles dentro de una dieta sana y equilibrada. Y la variedad de verduras congeladas supone una opción idónea para una alimentación rica en nutrientes esenciales, fundamentales para el funcionamiento correcto del organismo. De entre la amplia oferta tres productos destacan por su mayor consumo: guisantes, judías y espinacas.

Casi 200 kilos al año por persona de media. La cantidad que desvela el estudio sobre el gasto en alimentos básicos supone la ingesta de unos 500 gramos diarios de frutas y verduras, lo que sitúa a España como segunda potencia consumidora de estos alimentos. Esta cantidad supera el mínimo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que aconseja, al menos, 400 gramos de consumo diario.

Según dicho estudio, los españoles gastaron 20.956 millones de euros en 2015. En concreto, cada uno destinó 455 euros a fruta y verdura, un 14% más que el año anterior. Por comunidades autónomas se observa que los ciudadanos que más desembolso hacen en frutas y verduras son los riojanos, castellanoleoneses y navarros, con un gasto por habitante de 727, 622 y 574 euros, respectivamente. Los que menos dinero emplean en frutas y verduras en España son madrileños, valencianos y andaluces, con cifras de 325, 391 y 407 euros, respectivamente.

Se contempla, por tanto, una tendencia positiva en el gasto de los hogares en estos productos, probablemente derivado de la conciencia de los compradores de adoptar un estilo de vida más sano, a través de un consumo de productos saludables.

Las verduras y hortalizas son alimentos fundamentales e imprescindibles dentro de una dieta sana y equilibrada. La variedad de verduras congeladas supone, además, una opción idónea para una alimentación rica en nutrientes esenciales, básicos para el funcionamiento correcto del organismo. Con respecto a las verduras congeladas, cada vez son más las familias que se decantan por este producto. Dentro de las variedades, las más consumidas en el mercado español son los guisantes, las judías y las espinacas. Y con respecto a los combinados, las ensaladillas y las menestras acaparan el mayor volumen de ventas, sin menoscabo del resto de combinados, que cada vez son más conocidos y se comen más.

Guisantes

El guisante es un alimento rico en minerales y vitaminas con importantes propiedades digestivas, depurativas, remineralizantes y reconstituyentes. Aporta un importante valor de energía y proteínas, lo que constituye una leguminosa fundamental en etapas de crecimiento y en dietas para personas enfermas.

Es considerado cardiosaludable y beneficioso para el funcionamiento del sistema nervioso por ser fuente de minerales, en especial de fósforo y potasio y, en menor medida, de hierro, calcio y magnesio. Destaca su nivel de vitamina B3, vitamina B6, vitamina C, vitamina E y folatos. Se recomienda el consumo de folatos porque contribuyen a la formación de glóbulos rojos y, por tanto, ayudan a combatir la anemia.

Judías

El 90% de la composición de las judías es agua, lo que favorece su bajo aporte calórico, convirtiéndola en un alimento apropiado en dietas hipocalóricas. Su importante contenido en agua y potasio y la baja proporción de sodio potencian su acción diurética, por lo que es beneficiosa en casos de hipertensión, gota, cálculos renales y retención de líquidos.

El alto contenido en fibra contribuye a la reducción del colesterol en sangre y al buen control de la glucemia en individuos que padecen diabetes, además de prevenir el estreñimiento y reducir enfermedades relacionadas con el tracto gastrointestinal, como el cáncer de intestino grueso.

Espinacas

Compuestas en su mayor parte por agua y con bajo contenido en hidratos de carbono y grasa, las espinacas son uno de los vegetales más ricos en proteínas y fibra. A su vez, son fuente de betacaroteno, provitamina A que previene enfermedades de los ojos, fortalece el sistema inmunitario y tiene propiedades anticancerosas.

El ácido fólico o vitamina B9 hace de este un alimento muy recomendable para su consumo en etapas de embarazo o lactancia. El ácido fólico es beneficioso para la formación de tejidos y el sistema nervioso. La vitamina K de este vegetal se asocia a una correcta coagulación de la sangre y a un mejor metabolismo de los huesos.

Entre sus beneficios para la salud destaca la reducción de enfermedades cardiovasculares, enfermedades degenerativas y cáncer. Previene la ateroesclerosis y es apropiada para personas hipertensas, gracias a su alto contenido en potasio, que también favorece la eliminación de líquidos en exceso.

Ensaladillas congeladas

Los beneficios que aportan las vitaminas, minerales y fibra de los guisantes, las judías verdes, las zanahorias y las patatas presentes en la ensaladilla hacen de este preparado una propuesta fresca para una alimentación saludable y equilibrada. La zanahoria contribuye a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y de cáncer gracias a sustancias antioxidantes como la vitamina E y el betacaroteno. La patata destaca por su alto contenido en potasio que ayuda a prevenir dolencias musculares. Además, es rica en vitamina B6, beneficiosa para el sistema nervioso, necesaria para la renovación celular y buena para mantener un estado de ánimo equilibrado.

Las verduras congeladas ayudan a llevar una dieta saludable, ya que mantienen el mismo contenido de vitaminas y minerales que las frescas; incluso, en algunos casos, el contenido puede ser mayor, pues cuando las verduras frescas tardan tiempo en llegar al consumidor pueden sufrir algunas pérdidas vitamínicas. La calidad del producto se obtiene porque son procesadas justo en el momento de la recolección y, además, están disponibles todo el año, lo que supone un producto único a nivel nutricional y gastronómico.

Con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la necesidad de incorporar las verduras en la dieta diaria como hábito de vida saludable, la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC) cuenta con un espacio en Internet, que permite conocer con profundidad y rigor el mundo de las verduras congeladas. En la página se puede ver el proceso de fabricación de las verduras congeladas, las zonas españolas donde se recogen las diferentes variedades, consejos de salud y hasta el mejor tratamiento y uso en la cocina para elaborar deliciosos platos.

Etiquetas:

dieta, verduras


RSS. Sigue informado


ASEVEC

Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto