Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Cómo reducir de la dieta la grasa saturada

Un exceso de grasas saturadas en la alimentación resulta perjudicial para la salud puesto que dichas grasas tienden a aumentar los niveles de colesterol en sangre.

  • Última actualización: 15 de abril de 2002

Según estudios recientes sobre los hábitos de alimentación en España realizados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), nuestra dieta contiene excesiva cantidad de grasas perjudiciales para el corazón.

Para poder reducir las grasas saturadas de la dieta se recomienda:

  • Eliminar la grasa visible de carnes y aves antes de cocinar.
  • Escoger preferiblemente carnes magras con mayor frecuencia que las semigrasas y extragrasas: pollo y pavo sin piel, conejo sin grasa visible, filete de ternera, solomillo de ternera y cerdo, cinta de lomo, magro de cerdo, caballo, potro…
  • Desgrasar los caldos de ave, carne y huesos en frío.
  • Limitar el consumo de fiambres y embutidos grasos, foie gras y patés.
  • No abusar de la nata, mantequilla, tocino, sebos, etc.
  • Si se toman más de 2 vasos de leche entera al día, se recomienda que la cantidad "extra" sea en forma de lácteos bajos en grasa (semidesnatados o desnatados).
  • Comer al menos cuatro veces por semana pescado (blanco y azul) y huevos, no más de tres veces por semana.
  • Consumir con moderación aquellos alimentos que se elaboran con aceite de coco y de palma (cierta repostería industrial envasada, snacks fritos, etc.)



Otros servicios


Buscar en