Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

Λ

Estreñimiento, un problema que requiere complementos de fibra

Los complementos de fibra son útiles para las mujeres, en especial durante el embarazo, porque se pueden tomar sin riesgo

  • Autor: Por MAITE ZUDAIRE
  • Fecha de publicación: 13 de abril de 2010
Imagen: Ratha Grimes

Las estadísticas confirman que las mujeres son quienes más acusan el estreñimiento. De todas las personas afectadas por este malestar en nuestro país, se estima que el 75% son mujeres. De ellas, el 40% tiene más de 65 años. La debilidad fisiológica de los músculos de la pared abdominal y del suelo de la pelvis es una de las causas. A ésta se suma el periodo de embarazo. En general, el tratamiento se asienta en remedios sencillos, como el aumento del consumo de fibra, la ingesta de líquidos y una mayor actividad de los músculos abdominales. Según el caso, el consumo diario de una mezcla de yogur con ciruelas pasas y semillas de lino puede ser la receta que alivie el estreñimiento leve a muchas personas, si bien otras necesitarán recurrir al médico, que valorará la prescripción de un medicamento laxante.

¿Fibra de la dieta o de complementos?

En numerosos estudios y ensayos clínicos se evidencia el papel beneficioso de la fibra para tratar el estreñimiento, ya sea mediante alimentos laxantes o tomada como complemento extra. Varias revisiones sistemáticas y un meta-análisis que comparan la terapia con alimentos y complementos ricos en fibra con medicamentos laxantes concluyen que ambas mejoran la motilidad intestinal en personas con estreñimiento crónico, aumentan el número de evacuaciones por semana y mejoran la consistencia de las heces, aunque no hay evidencia suficiente para establecer cuál es más efectivo.

El consejo es comenzar primero con la revisión y la adecuación de la dieta hacia un aumento progresivo de la fibra. El salvado o fibra (insoluble) de trigo causa un mayor incremento en el peso de las heces, seguido de la fibra de las frutas (desecadas y frescas) y los vegetales.

La dieta debe componerse de los alimentos más ricos en fibra, algunos de los cuales son típicos en primavera, como la alcachofa (9,4 g de fibra/100 g), las fresas y fresones (6-7 g/100 g), la naranja (8 g/100 g), el kiwi (3 g/100 g) y, sobre todo, las ciruelas secas (16 g/100 g). La cantidad de fibra que aportan el resto de frutas ronda los 2 g/100 g, mientras que se aconseja que la dieta aporte entre 25 y 30 gramos diarios.

Los suplementos de fibra soluble, como el plantago ovata o la metilcelulosa, son útiles a menudo para las mujeres con estreñimiento, en especial durante el embarazo, porque son complementos que, sin ser medicamentos, se pueden tomar sin riesgo.

En la Guía Clínica sobre el Estreñimiento de 2001 (*) se clasifican los complementos más útiles para tratarlo. La Guía está elaborada por Mar Pizarro López e Iván Rancaño García, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y médico residente de Medicina Familiar y Comunitaria, respectivamente, del Centro de Salud El Cristo de Asturias. La clasificación que recoge se atiene al principio activo y detalla la dosis, las indicaciones, los efectos secundarios y el mecanismo de acción. A continuación, se plasma información de los complementos dietéticos a base de fibra, pero no de medicamentos laxantes, ya que requieren un mayor control y una recomendación médica expresa.

Agentes formadores de masa

Imagen: CONSUMER EROSKI

Adaptado de Guía Clínica sobre el Estreñimiento de 2001 (*).

Yogur con ciruelas y semillas de lino

Uno de los remedios caseros más populares para mitigar y tratar el estreñimiento es el consumo de semillas de lino, que deben ponerse en remojo durante horas. De igual forma, se recurre a las ciruelas secas (pasas) por su eficacia para aliviar este malestar. La acción laxante de estas frutas desecadas se debe a su elevada cantidad de fibra insoluble, a la que se suman otros componentes como el sorbitol (un tipo de azúcar) y derivados de la hifroxifenilxantina. Estas sustancias, de manera sinérgica, estimulan la actividad de los músculos del colon.

El consumo diario de un yogur u otras leches fermentadas se asocia con una disminución del tiempo de tránsito intestinal, lo que redunda en una mejora sustancial. Un estudio bien diseñado, llevado a cabo con personas mayores, comprobó la eficacia de la suma de estos tres alimentos en una misma receta como remedio potente y eficaz para el estreñimiento. El tratamiento (la mezcla mencionada o los medicamentos laxantes) se aplicó durante tres semanas, con un periodo de referencia de dos semanas (sin tratamiento alguno) y otro periodo igual de espera entre las intervenciones.

El uso de laxantes es controlado y sólo se permite si los pacientes están dos días sin defecar. El grupo de intervención, por su parte, consumió 260 gramos al día de un yogur con ciruelas (12 g) y semillas de lino (6 g). Los resultados mostraron que la frecuencia de la defecación fue de 5,7 veces por semana durante el período de referencia, frente a 8 veces por semana tras el consumo del yogur, con una mayor facilidad en el proceso de evacuación y una tendencia hacia unas heces más suaves. Por tanto, la ingesta de dos yogures mezclados con ciruelas pasas y semillas de lino puede ser útil para reducir la severidad del estreñimiento.

CAUSAS DIVERSAS

El estreñimiento puede ser secundario a ciertas enfermedades, a la toma de determinados medicamentos o a procesos vitales. Por tanto, su tratamiento pasa por corregir los factores causantes. En el caso de las mujeres, tomar fármacos como hierro oral (a causa de la anemia ferropénica) y antidepresivos (la tendencia a la depresión es mayor entre la población femenina) provoca una disminución del movimiento intestinal, lo que repercute en un mayor riesgo de estreñimiento. Este malestar es un síntoma común durante el embarazo, si bien un importante número de mujeres padece estreñimiento antes de la concepción y sus síntomas empeoran durante la gestación. En la mayoría de los casos, el estreñimiento se debe a una combinación de factores hormonales y mecánicos. El útero comprime los intestinos y los niveles de determinadas hormonas, que se incrementan, afectan al movimiento intestinal.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto