Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien > Curiosidades

Tipos de contenidos: Alimentación

Escuela de alimentación
^

¿Es lo mismo una banana que un plátano?

Pese a que el kilo vale unos 50 céntimos más que las bananas de Centroamérica, el 73 % de las piezas que se venden en España son plátanos de Canarias

Imagen: luknaja

Por dentro y por fuera, el plátano y la banana guardan parentesco. Ambos provienen de la familia de las musáceas. Sin embargo, tanto su aspecto externo como su sabor, propiedades y nutrientes son bien distintos, como se aborda en las siguientes líneas. Si se atiende a su origen, las bananas que se venden hoy en el mercado europeo proceden sobre todo de Latinoamérica y África, como cuenta Domingo Martín Ortega, presidente de la Asociación de Organizadores de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan).

Para distinguir un plátano de una banana hay que poner casi los cinco sentidos. "Los de Canarias suelen tener menos longitud, peso y diámetro, además de una forma curva", afirma Martín. Por otro lado, un estudio de la Universidad de Navarra para Asprocan reveló que el plátano ofrece un gusto mucho más dulce que su competidora debido a su alto contenido en azúcares (hidratos de carbono simples).

"En 2013, la Comisión Europea reconoció como únicas las características organolépticas del plátano de Canarias que hacen su sabor especial y su aroma, intenso", asegura el presidente de Asprocan. Estas cualidades lo convirtieron en Indicación Geográfica Protegida (IGP). Ello garantiza la calidad, trazabilidad, seguridad alimentaria y origen del producto, que son verificados por las entidades de certificación encargadas del control de la figura de calidad.

Para explicar la diferencia de aromas entre ambas frutas, de nuevo hay que hacer referencia a su composición, ya que "se debe a la mayor riqueza del plátano en cuanto a compuestos aromáticos característicos", señala el experto. Por último, nutricionalmente "el plátano contiene concentraciones de vitamina A, B2, B6, C y riboflavina más elevadas que la banana". Además, posee "casi el doble de contenido en pectina, una fibra soluble que aumenta la sensación de saciedad", añade. En cuanto a minerales, la investigación concluye que el contenido en calcio es superior en la banana, mientras que el plátano le supera en el resto de micronutrientes, en especial en el aporte de potasio y fósforo.

Cómo distinguir un plátano de una banana

  • Plátano macho (Ecuador). Es de textura harinosa por su composición en carbohidratos, azúcares y sacarosa. Más seco y grande que el de Canarias, se cocina como si fuera una patata.
  • Banana (Senegal). De amarillo uniforme, suele ser más grande y barato. Entre sus virtudes figuran el calcio y el magnesio, aunque tiene menos potasio y fósforo que uno de Canarias.
  • Plátano (Canarias). Es moteado, más dulce y contiene mayores concentraciones de vitamina A, B2, B6 y C que la banana. También proporciona mayor sensación de saciedad.

El plátano macho, para cocinar

Una de las clasificaciones más amplias y sencillas dentro de la gran familia de las musáceas (un arbusto, no un árbol) es la que divide a los plátanos en comestibles crudos (Musa cavendishii), bananitos o plátanos enanos (Musa x paradisiaca) y los plátanos machos o para cocer (Musa paradisiaca), menos dulces que sus primos, los comestibles en crudo. Una vez cocinado, el plátano macho o de guisar es la base de la alimentación de muchas regiones tropicales.

  • ¿Cómo reconocerlo? Tamaño, forma y color son la clave. Por un lado, normalmente, los plátanos que se compran para postre no llegan a los 100 gramos, mientras que el hartón, nombre con el que se conoce también al plátano macho, alcanza los 200 gramos por unidad. Su forma es alargada y algo curva y su piel es gruesa y de color verde. No es tan dulce como la de los otros plátanos, debido a que apenas tiene hidratos de carbono sencillos o azúcares.
  • ¿Cómo se prepara el plátano macho? En general, se guisa igual que las patatas y las hortalizas, es decir, cocido, frito, asado o al horno, aunque también puede ser ingrediente en las sopas de plátano verde.

Etiquetas:

calorías, fruta, plátano


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en