Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien > Curiosidades

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Medusas para comer: ¡qué plato más escurridizo!

Las medusas son a la cocina de Asia lo que los caracoles a los fogones de España

  • Autor: Por LAURA CAORSI
  • Fecha de publicación: 20 de enero de 2019
Imagen: Holger Hubbs

Las medusas ocupan un lugar muy concreto en nuestra vida: pensamos en ellas en verano, cuando queremos disfrutar del mar. Su presencia no es muy celebrada y nos ocupamos a conciencia de evitarlas. Pero ¿y si no fuera así? ¿Qué tal si, en lugar de percibirlas como una amenaza, buscáramos medusas para llevar a casa y comerlas?

Si la idea de prepararlas en escabeche y servirlas como aperitivo parece descabellada, quizá conviene echar un ojo a las propuestas de la gastronomía asiática, donde suelen ser un alimento de lo más habitual. ¿Repelús? No hay más que pensar así: las medusas son a la cocina de Asia lo que los caracoles a los fogones de España.

Algunos países, como China, Indonesia, Japón o Tailandia, han incorporado esta especie marina a sus recetarios y la consumen con naturalidad desde hace cientos de años. Su presencia no llama la atención. Se prepara con salsa, en sopa o en ensalada, acompañada por otros ingredientes que den color y sabor a los platos, ya que las medusas son transparentes y no tienen gusto a nada. La excepción es el toque de sal, que viene dado por su propia composición: una medusa es, sobre todo, agua marina (más del 95 %) y el resto son proteínas. De ahí que también se las llame aguavivas o, en inglés, jellyfish (pescado de gelatina).

Para degustarlas sin tener que viajar tan lejos, la mejor opción es visitar un buen restaurante asiático y bucear en su carta. Esto permite disfrutar de una preparación tradicional diferente y hacerlo sin riesgos, ya que, como sucede con las setas, no todas las medusas son comestibles: algunas contienen elevadas cantidades de toxinas y pueden ser letales. En nuestros mares, de hecho, solo hay una especie comestible llamada Cotylorhiza tuberculata). Así que no se trata de dar un paseo por la playa y recoger lo primero que encontremos. Lo más indicado para probar este curioso (y escurridizo) alimento es dejar su preparación en manos de profesionales.

Imagen: CONSUMER EROSKI

Para acceder a más contenidos, consulta la revista impresa.

Etiquetas:

medusas


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto