Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien > Curiosidades

Tipos de contenidos: Alimentación

^

El buey con plumas: un manjar muy nutritivo y saludable

La carne de avestruz tiene tan pocas calorías como el pavo y solo un tercio de la grasa del pollo, pero aporta más proteínas que un solomillo de ternera

  • Autor: Por LAURA CAORSI
  • Fecha de publicación: 10 de mayo de 2019
Imagen: skeeze

Cuentan que el avestruz esconde su cabeza bajo tierra cuando se siente en peligro, pero no es cierto. Se trata de un mito mundialmente extendido que opaca las verdaderas cualidades de este animal, que no vuela (pero corre) y que puede presumir de ser el ave más grande del planeta. Los ejemplares adultos miden dos metros de altura, corren a 90 km/h y pueden pesar entre 100 y 150 kilos. Y, por supuesto, se comen. De hecho, estas peculiaridades de peso y actividad consiguen que su carne tenga unas características muy valiosas, tanto en la cocina como para la salud.

La carne de avestruz es una de las más singulares que podemos encontrar en el mercado. Tiene tan pocas calorías como el pavo y apenas un tercio de la grasa del pollo, pero resulta muy rica en hierro y nos aporta más proteínas que un solomillo de ternera. Y esto es lo que en verdad esconde: un alimento que aúna lo mejor de las carnes blancas con las bondades y el sabor de las rojas. Su aspecto y su gusto son muy similares a la ternera y al buey, y también se puede utilizar de la misma manera y en las mismas recetas.

Estofada, a la parrilla, en hamburguesa, a la plancha... Las posibilidades serían casi ilimitadas si no fuera por el precio. En este aspecto, el avestruz también se parece al buey. A diferencia del pollo o del pavo, que nos permiten resolver una comida o una cena por poco dinero, esta carne es una de las más caras de España. Su precio supera los 20 euros el kilo, algo que se explica por lo que tarda en crecer (alrededor de un año), lo que cuesta producirla (come cinco veces más que un pollo) y porque solo se emplea la carne de sus muslos. Pero si quieres darte un gusto y probar algo distinto (y sano), no lo dudes: el solomillo de avestruz es tu plato.

Imagen: CONSUMER EROSKI

Para acceder a más contenidos, consulta la revista impresa.

Etiquetas:

carne


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto