Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

Los dulces en el embarazo

Consumidos en exceso se corre el riesgo de ingerir cantidades extras de calorías "vacías" y por tanto, de aumentar más kilos de lo debido

  • Última actualización: 23 de marzo de 2007

Los dulces, una tentación a la que es difícil resistirse

El azúcar y sus derivados son alimentos muy consumidos y apreciados por su sabor dulce y por su aplicación en la fabricación de todo tipo de productos de bollería, pastelería, refrescos, etc.
Lo cierto es que no habría nada que criticar de los dulces si su consumo fuese razonable, es decir, en cantidades limitadas y ocasionalmente.
Sin embargo, se convierten en un problema cuando, por abusar de su consumo, o bien eliminamos de la dieta cotidiana alimentos que se consideran básicos por su aporte energético y nutritivo, o bien ingerimos "calorías extras" que conducen a aumentos de peso inadecuados.

En general, los dulces está cargados de calorías vacías, es decir, que no nutren al organismo

Desde el punto de vista nutritivo, el azúcar común (sacarosa) es un alimento exclusivamente energético que únicamente aporta calorías; concretamente 4 calorías por cada gramo. Estas calorías se consideran "vacías", al contrario de lo que ocurre cuando consumimos alimentos tales como legumbres, frutas, lácteos, etc., que además de calorías aportan a nuestro organismo, proteínas, minerales, vitaminas, etc.
El Grupo de Expertos de la FAO/OMS (Organización Mundial de la Salud) y otros organismos y sociedades afines, recomiendan que el 55% de las calorías de la dieta debe provenir de los hidratos de carbono, pero insisten en que los azúcares simples no sobrepasen el 10% del total.
Por tanto, se considera que el azúcar y sus derivados son alimentos incompletos que deben restringirse en favor de otros que aportando hidratos de carbono complejos y otros nutrientes (proteínas, vitaminas, minerales...) indispensables para el buen funcionamiento del organismo.

¿Cuando están especialmente desaconsejados los dulces?

Conviene recordar que el azúcar y los dulces, producen elevaciones bruscas de los niveles de azúcar (glucosa) en sangre con caídas rápidas, por lo que su consumo está completamente desaconsejado en caso de padecer diabetes gestacional y, si existe obesidad, debe restringirse su consumo dada su capacidad para incrementar el peso en función de su valor energético.

Dulces sí, pero con moderación

A pesar de todo lo que se ha mencionado, no se trata de prohibir este tipo de alimentos, si no más bien de incidir en la necesidad de realizar un consumo razonable, como premisa de cualquier dieta equilibrada.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto