Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

Navidad 2017
^

Los niños en la cocina

Ayudar en la cocina resulta una fórmula simple para que los más pequeños aprendan y disfruten comiendo alimentos saludables

  • Fecha de publicación: 21 de febrero de 2007

A los niños les gusta actuar en algunas ocasiones igual que los mayores. La elaboración de las comidas es una de las labores que hacen sus padres que más les apasiona, sobre todo si ello conlleva trabajar con las manos.

Intriga hasta el último momento


¿Cual será el resultado final? Esta es la pregunta que muchos niños se plantean cuando ayudan a sus padres en la cocina. Cocinar es para los más pequeños una tarea entretenida y saludable al mismo tiempo ya que induce a consumir preparaciones caseras y una gran variedad de alimentos. Además cuando los niños participan en la elaboración de un plato demuestran un interés especial por ver el resultado final y por probar su sabor. Esto puede resultar muy útil cuando los pequeños presentan rechazo frente a ciertos alimentos -pescado, verdura, etc.-, puesto que se favorece su aceptación.

Ayudar en la cocina es una forma de que los más pequeños disfruten comiendo alimentos saludables. En cambio los niños no demuestran la misma motivación si son los padres quienes cocinan y les presentan el plato en la mesa. Otra posibilidad es que los padres cocinen los alimentos y los niños se ocupen al menos de la decoración de los platos, algo que les llama mucho la atención y con ello van adquiriendo responsabilidades en el hogar.

¿Dónde pueden participar?


Las recetas más adecuadas para los niños son las de elaboración simple y que no requieren la utilización del fuego

Las recetas en las que los niños pueden participar con mayor facilidad y seguridad son las de elaboración sencilla que no requieren la utilización del fuego. En caso de que lo necesitaran, conviene que los niños realicen las operaciones previas y la decoración final y sean los padres quienes cocinen los alimentos.

Por otra parte, conviene que los niños preparen las recetas de aquellos alimentos que no toman con mucha frecuencia para fomentar su consumo. A continuación se presentan diferentes recetas sencillas donde los niños pueden participar.

Ensaladas:
Elaborar ensaladas frías consiste únicamente en mezclar los alimentos y aliñar con sal, aceite y vinagre, por lo que todas ellas pueden resultar muy sencillas para los niños:

Carnes:
Dar formas diferentes a la carne picada puede resultar muy divertido. Preparar deliciosas albóndigas o hamburguesas caseras es un gran entretenimiento para los niños.

Pescados:
Rebozar los pescados, prepararlos en formas de hamburguesa o emplear sabrosas salsas y pescados sin espinas puede hacer que los niños coman estos alimentos más fácilmente.

Masas:
Y qué mejor que elaborar deliciosas pizzas, paninis o sándwiches caseros como las recetas que se indican a continuación:

Postres:
Las frutas y los lácteos se pueden presentar a la familia de diferentes formas para disfrutar todavía más de estos alimentos.

Repostería casera:
Alternar la fruta fresca o el yogur con otros postres e incluirlos en días especiales es necesario para romper con la monotonía. Preparar bizcochos, flanes y tartas es algo que les apasiona a los niños. Estas son algunas recetas:

Adquiriendo responsabilidades

No todo consiste en mezclar los alimentos sino que muchas veces se ha de esperar hasta ver el resultado final del plato. Esto es lo que ocurre con recetas que necesitan cocinarse al horno, en freidoras o en pucheros. Si se elabora un bizcocho casero, tras haber mezclado los ingredientes e introducirlo en el horno, habrá que esperar unos 40 minutos para que se termine de cocinar. Una forma de adquirir un cierto sentido de la responsabilidad es encargarles el control del tiempo de cocción de los alimentos. Han de ser conscientes de que si el tiempo se supera, el bizcocho se quemará y el sabor no será tan rico. Y que si no se alcanza, el bizcocho será incomestible.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto