Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Nuevo patrón de crecimiento infantil

Un nuevo sistema de referencia señala que una nutrición suficiente, el medio ambiente y la salud influyen en el ritmo de crecimiento infantil

  • Autor: Por MAITE ZUDAIRE
  • Fecha de publicación: 3 de marzo de 2008
Imagen: Leonid

La Organización Mundial de la Salud hizo público en 2006 un nuevo 'Patrón Internacional de Crecimiento Infantil' que permite evaluar el ritmo de crecimiento y desarrollo de lactantes y niños pequeños hasta los cinco años, de cualquier país del mundo. Tras varios años de estudio se confirma que todos los niños nacidos en cualquier parte del mundo que reciban una atención óptima desde el comienzo de sus vidas -y la alimentación es una pieza clave- tienen el potencial de desarrollarse dentro de los mismos parámetros de peso y talla.

El papel de la alimentación infantil

Salvando las diferencias individuales que se aprecian entre los niños, la media de crecimiento de la población infantil a nivel regional y mundial es relativamente similar. La Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con la Universidad de las Naciones Unidas, llevó a cabo un 'Estudio Multicéntrico sobre el Patrón de Crecimiento' (EMPC), en el que participan 8.440 niños de diversos países del mundo, escogidos en representación de la población infantil de los distintos continentes: Brasil, EE.UU., Ghana, India, Noruega y Omán.

El estudio comenzó en el año 1997 y ha evaluado el ritmo de crecimiento físico, el estado nutricional y el desarrollo motor de los niños desde su nacimiento hasta los cinco años.

Para estudiar el patrón de crecimiento infantil y hacer la selección de la muestra se tuvieron en cuenta las variables que más influencia tienen en el crecimiento óptimo en base a evidencias científicas: nutrición óptima, entorno óptimo y atención sanitaria óptima. Por ello, todos los niños seleccionados recibieron lactancia materna exclusiva como mínimo hasta los 6 meses de vida. Pasado este tiempo los niños fueron alimentados conforme a las directrices sobre alimentación complementaria recomendadas en la 'Estrategia mundial para la alimentación del lactante y del niño pequeño'.

El lactante alimentado con leche materna pasa a ser patrón de referencia para determinar el crecimiento saludable

La estrategia mundial se basa en pruebas científicas que demuestran la importancia de la nutrición en los primeros meses y años de vida y el papel fundamental que juegan las prácticas de alimentación correctas para lograr un estado de salud óptimo. Se sabe que las deficiencias de ciertos nutrientes como vitamina A, hierro, yodo y proteínas, son las principales causas de malnutrición infantil y provocan trastornos más o menos graves como ceguera, anemia, lesiones cerebrales irreversibles o inadecuado desarrollo psicomotor, principalmente en niños de países en desarrollo.

Además de recibir una alimentación adecuada, los niños seleccionados vivían en unas buenas condiciones de higiene, tanto en el hogar como en relación a la manipulación de los alimentos que conforman su dieta diaria. A esto se suma que sus madres cumplieron prácticas saludables como no fumar ni antes del embarazo ni después del parto. Asimismo, los niños fueron vacunados y se les hacían las revisiones pediátricas estandarizadas según las directrices de la OMS.

Con la investigación queda demostrado que una nutrición suficiente, el medio ambiente y la salud son factores que determinan el crecimiento -en este caso la evaluación se ha hecho hasta los 5 años-, más que la propia genética (aunque sin minusvalorar el peso específico de los genes). Los datos del exhaustivo estudio han demostrado que niños de países en desarrollo como India, Ghana y en gran medida Brasil, registran patrones de crecimiento similares a los niños de EE.UU. o Noruega si se les proporcionan las condiciones idóneas para un crecimiento sano durante sus primeros años de vida.

DATOS RELEVANTES

Imagen: Wikipedia

La característica más relevante del nuevo patrón es que establece la lactancia materna como la 'norma' biológica y al lactante alimentado con leche materna como patrón de referencia para determinar el crecimiento saludable. Están comprobadas las ventajas nutricionales, inmunológicas y para el crecimiento de la lactancia materna, de modo que el lactante amamantado es el patrón natural del crecimiento fisiológico. Los gráficos de referencia anteriores no tuvieron en cuenta este factor y basaron el ritmo de crecimiento infantil en una combinación aleatoria de niños alimentados con leche materna y niños alimentados con leches artificiales.

Con esta investigación se asegura, por primera vez, coherencia entre las pautas internacionales sobre alimentación infantil que recomiendan la lactancia materna como clave para la nutrición óptima, y los instrumentos utilizados para evaluar el crecimiento del niño. Por ejemplo, se observa que los bebés alimentados con leche materna son delgados, de manera que la forma de la curva de los nuevos patrones de crecimiento infantil de la OMS es diferente que la de los patrones de referencia anteriores, particularmente durante los seis primeros meses de vida, en los que se produce un crecimiento rápido.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en