Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Alimentos de temporada

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Marzo: La escarola

La escarola contiene una sustancia amarga que estimula los órganos digestivos por lo que resulta un alimento aperitivo y tonificante

  • Última actualización: 30 de mayo de 2006

Si bien la escarola es propia de la época de invierno, hoy día se puede encontrar en el mercado todo el año.

La escarola pertenece al mismo género botánico que la achicoria.

En función de la variedad, las hojas son lisas (escarola lisa) o rizadas (escarola rizada), dispuestas en rosetas y de color variable, desde el verde oscuro hasta el amarillo.

Propiedades nutritivas

Respecto a sus propiedades nutritivas, ambas variedades destacan por su elevado contenido en agua, pequeñas cantidades de hidratos de carbono y en cuanto a las vitaminas, las más abundantes son la B1 o tiamina, la B2 o riboflavina y los folatos, y en menor proporción se encuentran la pro-vitamina A (beta-caroteno) y la C, estas dos últimas de acción antioxidante. Los minerales más destacables son el potasio y el magnesio. También están presentes el calcio y el hierro, pero su absorción y aprovechamiento por parte de nuestro organismo es muy inferior en relación con los alimentos de origen animal en los que se hayan presentes dichos minerales.

La escarola ayuda a la digestión

Este vegetal contiene una sustancia amarga que estimula los órganos digestivos por lo que resulta un alimento aperitivo y tonificante.
Facilita el vaciamiento de la vesícula biliar (acción colagoga) y aumenta la producción de bilis por parte del hígado (acción colerética). Por este motivo su consumo es muy adecuado en caso de hígado o vesícula biliar perezosos.
Además es ligeramente diurética por lo que facilita la eliminación de líquidos del organismo.

¿Como consumirla?

Se prepara fundamentalmente cruda como ingrediente de ensaladas. De este modo conserva todo su valor nutritivo, aunque requiere un lavado a fondo previo a su consumo. Su sabor ligeramente amargo combina muy bien con apio, tomate, cebolla, anchoa, nuez y fruta, entre otros ingredientes.
Las hojas más verdes y duras se pueden emplear en la elaboración de guisos, caldos y purés de verduras.




Otros servicios


Buscar en