Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Menús especiales

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Dulces para el Día de los Santos

Razones paganas o religiosas coinciden en dedicar la noche del 1 de noviembre a recordar a los difuntos

  • Última actualización: 28 de octubre de 2006

La jornada del primer día de noviembre está dedicada a recordar a los seres queridos que ya no están. Para hacer el día menos amargo, la sabiduría popular generalizó la costumbre de comer dos dulces típicos: los huesos de santo y los buñuelos de viento.

Ambos postres son francamente dulces, fáciles de preparar y sabrosos. El tiempo ha ampliando sus recetas a base de ingredientes naturales. Así, los huesos de santo, tradicionalmente estaban rellenos de dulce de yema, pero hoy en día se ofrecen de chocolate, coco, fresa, e incluso se rellenan con yogur o praliné. También los buñuelos han dejado de ser de viento, es decir, sencillamente una pasta frita, historiada y azucarada, y ahora se encuentran rellenos de crema, nata e incluso crema de chocolate.

Elaborar huesos de santo

Ingredientes:

Para el mazapán:
200 grs. de azúcar
100 gramos agua
150 gramos de almendra molida

Para el dulce de yema:
100 grs. de azúcar
50 gramos de agua
4 yemas de huevo

Cómo se elabora:

El mazapán:
Hacer en el fuego almíbar fuerte con el azúcar y agua.
Añadir la almendra y revolver fuertemente hasta formar una pasta.
Dejar enfriar mientras se confecciona el dulce de yema.
El dulce de yema:
En el fuego hacer almíbar fuerte con el azúcar y agua.
Batir las yemas solas y añadir a chorrito el almíbar mientras se revuelve. (Se puede hacer con la batidora).

Echarlo de nuevo en la cazuela donde se ha hecho el almíbar y ponerlo al baño María, revolviendo hasta que espese mucho. Tener cuidado que no hierva, ya que se puede cortar la crema. Dejar enfriar.

Montaje de los huesos:
Amasar el mazapán y estirarlo con el rollo de cocina, en una superficie espolvoreada con azúcar glas.
Cortar tiras de 4 centímetros. Y luego éstas en cuadrados.
Enrollar cada cuadrado en un palito de 1 centímetro de diámetro. Pegar la masa con los dedos para formar unos pequeños cilindros y pasarlas por azúcar glas. Sacar del palo, dejar secar y rellenar con el dulce de yema.

Elaborar los buñuelos

Ingredientes:

200 gramos de harina.
100 gramos de azúcar.
2 huevos.
25 gramos de mantequilla.
1/2 sobre de levadura.
Ralladura de 1 limón.
1 pizca de sal.
1/2 vasito de vino blanco.
Aceite de oliva.

Cómo se elabora:

Mezclar en un recipiente hondo los huevos, el azúcar, la sal, la piel de limón rallada y la mantequilla.
Echar la levadura en la harina y mezclar bien.
Añadir la harina con la levadura y el vino blanco a los ingredientes anteriores y mezclar todo enérgicamente.
Debe quedar una masa bastante consistente, sin que gotee.
Calentar abundante aceite en una sartén honda e ir echando cucharaditas de masa.(cuanto menos masa se eche más sencillo es que queden redonditos) .
Freír hasta que estén doraditos por todos los lados.
Escurrirlos y rebozarlos en azúcar. Si estuviesen un poco aceitosos ponerlos encima de un papel absorbente.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto