Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Despilfarro de escuela de alimentaci�n
Λ

Carnes asadas

Trucos sencillos para conseguir un asado en su punto

  • Fecha de publicación: 13 de noviembre de 2002

Cuando asemos piezas de carne grandes en el horno, debemos poner el horno a temperatura media para que se haga lentamente (180 ºC).

Por el contrario, si el trozo es pequeño, el horno debe estar caliente, para que se haga rápidamente y no se queme (200 ºC).

Para poder calcular bien los tiempos de cocción del asado, se ha de tener en cuenta que por cada 500 gramos de carne que preparemos, se necesitan entre 20 y 25 minutos de cocción en el horno.

Algunos trucos para asar la carne en su punto

Un sistema simple para que la carne que vayamos a asar quede tierna y suave es la de introducirla el día anterior en una salmuera con agua y sal. La densidad de la sal depende del tamaño de la carne y del tiempo que esté en remojo (a mayor tamaño de carne mayor tiempo de remojo en la salmuera, por lo general unas 8 horas son más que suficientes). Al día siguiente, la sacamos de la salmuera y asamos del modo tradicional obteniendo así una corteza crujiente y una carne sabrosa.

Si queremos conseguir ese dorado de las fotos de los libros de cocina, tan sólo hay que rociar con zumo de limón antes de introducirlas en el horno. Las propiedades del limón son sorprendentes.

Si en un descuido la carne que teníamos en el horno se ha endurecido, no dudemos en añadir unos cuantos tomates a la fuente, los ácidos del tomate ayudarán a que se vuelva tierna.

Para que no se nos quede fría la carne del asado en el plato, el secreto es calentar los platos en el horno en la parte superior durante unos minutos, de este modo el plato cogerá una temperatura considerable. En este plato serviremos la carne. Con este fácil sistema nos ahorraremos el mal trago de tener que comernos la carne fría o bien tener que recalentarla, a sabiendas que así nos quedaría más seca que en el momento de su cocción.

Por otra parte, para evitar las salpicaduras en el momento de trinchar el asado en la mesa, lo más práctico es presentar la salsa en una salsera aparte, para que cada cual se sirva a su gusto.

 




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto