Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

^

La dificultad de hacer la compra

Es importante detenerse a leer las etiquetas de los alimentos

¿No les resulta cada vez más complicado hacer la compra? Una actividad metódica y básica como es ir al mercado a surtir la despensa de alimentos, con el fin de poder diseñar y preparar menús equilibrados y saludables, se puede convertir en un auténtico quebradero de cabeza. Y es que, si queremos saber con seguridad y garantía lo que estamos comprando, necesitamos dedicar un buen rato a analizar las etiquetas de los alimentos que adquirimos, sin que ello, por supuesto se convierta en una obsesión.

Revisar el etiquetado de alimentos

Cada vez son más las personas sensibilizadas con temas de alimentación y nutrición que se preocupan de conocer con más detalle cualquier aspecto relacionado con su dieta, porque saben con certeza el vínculo tan estrecho que existe entre lo que comen y su estado de salud. Hay quienes consideran que llevar una dieta equilibrada y saludable es incompatible con los tiempos que corren, donde la falta de tiempo y la inexperiencia culinaria, son dos inconvenientes a la hora de llevar a cabo numerosas tareas vinculadas con la alimentación: la compra, la preparación de los alimentos, la planificación de menús...

En este sentido, los avances tecnológicos aplicados a la industria alimentaria hacen posible que en los últimos años haya surgido infinidad de productos ya preparados y listos para su consumo, u otros que requieren una preparación culinaria muy sencilla para ser degustados, con el fin de facilitar la vida al consumidor actual.

Sin embargo, dada la enorme la variedad de alimentos y productos que tenemos a nuestro alcance, a veces nos resulta complicado escoger, en parte porque desconocemos los efectos que puede tener uno u otro producto para nuestra salud.

Dedicar unos minutos a leer la etiqueta de los alimentos es una tarea necesaria, que sería conveniente convertir en un hábito. Las etiquetas de los alimentos aportan una información muy útil para el consumidor que le permite, además de conocer las principales características de los productos que ingiere, hacerse una idea aproximada de la relación entre el precio y la calidad del alimento en cuestión.

Revisar el etiquetado es la única manera de conocer con seguridad los ingredientes que lleva el producto elegido: la lista de ingredientes aparece por orden decreciente a su peso, incluidos los aditivos, dato interesante para poder compararlo con su equivalente de otra marca y de menor precio.

Se podrá comprobar, por ejemplo, como algunos quesos de oveja usan también leche de vaca o de cabra; como en algunas menestras, el ingrediente principal es la patata, en lugar de otras verduras propias de este plato… Asimismo, en un vistazo verificamos la fecha de caducidad o consumo preferente, para evitar sorpresas indeseables, además de conocer el tratamiento al que ha sido sometido el producto (congelado, ahumado, etc.), el contenido neto, las condiciones especiales de conservación o el modo de empleo, entre otros datos.

En ocasiones, si el producto está conservado en un envase opaco, nos dejamos llevar por la imagen del envase, que nos muestra un producto muy apetitoso, y la sorpresa nos la llevamos cuando comprobamos que el contenido real del producto poco tiene que ver con la ilustración.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto