Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

Disfrutar del marisco en verano

Delicioso plato que se puede disfrutar en cualquier lugar, y este verano en particular si se va de vacaciones a la costa.

  • Última actualización: 2 de julio de 2004

La mejor receta para este tipo de alimentos es aquella que conserva el sabor a mar, el sabor real del marisco, por tanto no escondamos este delicioso alimento tras salsas y refritos. Disfrutemos el marisco cocinándolo de la forma más natural posible. Conozcamos mejor los distintos tipos de marisco que podemos disfrutar así como su fácil elaboración.
Buen provecho.

Los crustáceos

  • Percebe: Su concha se compone de cinco valvas y un nervio carnoso con el cual se agarra a la roca. Su carne es muy apreciada. Se crían formando grupos o piñas. Se cuece en agua con sal durante cinco minutos. Se emplea como aperitivo.
  • Langostino: Crustáceo marino de patas pequeñas, cuerpo comprimido y cola prolongada con un caparazón poco consistente. Color rosáceo y carne muy apreciada. Se cuece en agua hirviendo con sal y limón durante dos minutos. También se suele cocinar a la plancha.
  • Gamba: Muy parecida al langostino. De menor tamaño y caparazón más débil. Las de mayor tamaño, se llaman camarones y las más pequeñas se llaman quisquillas. Se cuecen en agua con sal hirviendo durante un minuto.
  • Cigala: crustáceo de mayor tamaño que el langostino con dos antenas largas, ojos salientes y dos patas más grandes que las demás, terminadas en pinzas. Su caparazón es mucho más consistente que el del langostino. Su carne es extraordinaria. Se cuece en agua hirviendo con durante dos o tres minutos. Su empleo más frecuente suele ser en arroces y a la plancha.

Los moluscos

  • Caracolillos: hervidos en agua con sal durante unos dos minutos.
  • Almeja: Se toman crudas al limón o abiertas al vapor. También a la marinera y en salsa verde. A pesar del deleite que provoca consumirlas, el riesgo de toxiinfección es mayor respecto a otros moluscos, dado que se consumen crudas, al igual que las ostras.
  • Mejillones: se cuecen al vapor con su propio jugo.



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto