Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Recetas para cocinar con ni�os
Λ

Patatas panaderas

Asadas en el horno, adquieren una textura y un sabor que se acentúan al mezclarlas con cebolla

  • Fecha de publicación: 30 de septiembre de 2009
Imagen: Crastino

Las patatas panaderas se caracterizan por un sabor neutro que permite combinarlas con todo tipo de alimentos, ya sean pescados, carnes o vegetales. Se cocinan al horno, cortadas en discos de unos tres milímetros de grosor.

Es fundamental pelarlas de manera correcta. Hay que eliminar por completo las partes verdes y extraer los denominados "ojos" de la patata. Para evitar que se oxiden, se sumergen en agua y, si no se utilizan de inmediato, hay que guardarlas en la nevera. Pueden permanecer hasta cuatro días en lugares fríos. En todo caso, si al utilizarlas se observa la parte exterior rugosa o con mal aspecto, bastará con pelarlas de nuevo.

Formas de elaboración

Son un buen acompañante del cordero asado, aunque combinan bien con todo tipo de carnes y pescados

La patata panadera se cocina de varias maneras. Una de ellas consiste en pocharla hasta que quede blanca y elástica, sin llegar a romperse. Hay que colocarlas sobre una placa de horno y acompañarla con cebolla cortada en juliana fina. Primero hay que pochar la cebolla con un poco de mantequilla y extenderla sobre las patatas. Se añade sal, pimienta blanca y unos dados pequeños de mantequilla, y se introduce la bandeja en el horno a una temperatura elevada.

Otra opción es colocar la patata cortada y cruda sobre la bandeja del horno, añadir la cebolla en juliana fina, la sal, la pimienta blanca y un chorro de aceite. A continuación, se introduce la bandeja en el horno con una temperatura suave, hasta que ambos ingredientes estén blandos.

La calidad de la patata

Este tubérculo es una planta de tamaño pequeño con flores blancas que proviene de América. En algunos lugares, su consumo está tan extendido que supera a los cereales en la aportación de carbohidratos en la dieta. Está compuesto por entre un 75% y un 80% de agua, con una gran cantidad de almidón, que oscila del 16% al 20%. Sin embargo, la proporción de proteínas y sales minerales es pequeña.

Su calidad está determinada por dos factores: la clase y la forma de presentación en el mercado. Debe estar limpia, sin barro, seca, carecer de raíces y la piel no debe ser verde. Las patatas se agrupan en tres clases:

  • Patatas tempranas o nuevas: tienen una piel fina y transparente. Se utilizan para elaborar ensaladas, ensaladillas, etc.
  • Patatas de media estación: se utilizan en casi todas las técnicas de cocinado, por lo que son las más consumidas.
  • Patatas tardías: de menor calidad, tienen la piel más gruesa. Las más viejas son casi rugosas.

Para lograr una óptima conservación hay que guardarlas en un sitio fresco, sin humedad y lejos de la luz del sol. De lo contrario, adquieren un tono verde y germinan.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto