Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Bombones, una pequeña exquisitez de fácil elaboración

Chocolate, cacao y el relleno que más guste son los tres componentes básicos para preparar bombones en casa

  • Fecha de publicación: 20 de abril de 2010
Imagen: Jason Hollinger

Los bombones son pequeñas delicias que se pueden elaborar en casa de forma fácil. Sólo es necesario agregar los ingredientes que más gusten, desde el tipo de chocolate y cacao hasta los rellenos: praliné, galletas, frutos secos o frutas desecadas. Incluso pueden elaborarse con hortalizas como la calabaza, la remolacha y la zanahoria, aromatizarse con un poco del licor o con un toque de café, o elaborar un relleno con aroma de menta.

Fundir y moldar

Degustar bombones al final de una comida, como postre, es una alternativa dulce y muy apreciada. En la mayoría de los casos, se recurre a bombones ya preparados, aunque se pueden elaborar en casa de manera sencilla.

El primer paso consiste en derretir cobertura de chocolate con mantequilla al baño maría y elaborar el praliné con el relleno. El praliné es una mezcla de mantequilla que se trabaja con la mano y adquiere una textura, denominada pomada, a la que se agregan frutos secos molidos (avellanas, almendras, nueces o pistachos) o trocitos de frutas desecadas y rehidratadas en zumo o licor. Si se prefiere, es posible agregar calabaza, remolacha o zanahoria.

Se mezcla el praliné con frutos secos molidos o trocitos de frutas desecadas

A continuación, se vierte un poco de chocolate fundido en los moldes, de manera que se forme una película algo espesa, y se deja enfriar. Sobre esta capa se agrega una cucharada pequeña de la mezcla de praliné y se cubre de nuevo con un poco de chocolate fundido. Cuando los moldes están completos, se introducen en el frigorífico hasta que el bombón se solidifique.

Lo más habitual para elaborar bombones es disponer de moldes específicos para ello. Sin embargo, también se pueden improvisar otros recipientes, como una cubitera o una huevera de huevos de codorniz.

Variedades al gusto

Las distintas variedades de bombones dependen, en gran medida, de la clase de chocolate y del cacao que se utilice, así como del relleno, si bien la base es siempre el praliné o un relleno cremoso.

Una vez mezclados estos ingredientes, se agrega de forma progresiva el chocolate templado, más frío que caliente, de manera que se forme una crema con textura. El chocolate del praliné puede ser negro o blanco. Es recomendable utilizar cobertura de chocolate porque su contenido en manteca de cacao aporta consistencia al relleno cuando se enfría.




Otros servicios


Buscar en