Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Recetas para ir de picnic
Λ

Cómo hacer san jacobos de diferentes formas

Los san jacobos son unas preparaciones muy populares que se incluyen en la variedad de fritos y que pueden elaborarse con pollo, ternera o cerdo

  • Fecha de publicación: 4 de julio de 2011
Imagen: jasuca

Los ingredientes más habituales de los san jacobos son el jamón york y el queso graso. Para elaborarlos, basta con envolver la loncha de queso con el jamón york, pasarlo por harina, huevo batido y pan rallado y freírlo hasta que la superficie quede dorada. Tras la fritura, se coloca en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Los san jacobos pueden elaborarse de distintas maneras, siempre a partir de la receta básica descrita. Una de ellas consiste en utilizar una pechuga de pollo abierta muy fina para que se cocine todo a la vez. En la pechuga puede introducirse una loncha de jamón serrano, en lugar de york, y empanarla y freírla como se haría con el jamón york.

Alternativa al pollo y al queso

Además de pollo, puede utilizarse filete de ternera o lomo de cerdo, así como fiambre de pavo para el relleno

Otra de las variantes utiliza, en lugar de pechuga de pollo, filete de ternera o lomo de cerdo, todo cortado muy fino. El relleno también puede variar y, en lugar de usar jamón, puede utilizarse fiambre de pavo o distintos tipos de queso. No solo es adecuado el queso de fundir tipo cheddar (el más utilizado), sino que se puede probar con otros más cremosos, como el queso azul, u otro más curado, como el de oveja.

Los distintos quesos aportan toques diferentes de sabor y textura. Aunque el aspecto exterior sea muy parecido una vez fritos, debe distinguirse entre san jacobo tradicional, de pollo, de ternera o de lomo de cerdo. La variante más laboriosa acompaña esta preparación con una salsa bechamel, bien para el interior con el queso o como complemento para el exterior. En este último caso, la bechamel deberá enfriarse y endurecer antes de empanar el san jacobo y freírlo.

Acompañar con ensalada

Por su alto contenido en proteínas y grasas, tanto en su composición como en la técnica que se emplea (fritura), es recomendable acompañar este plato con una guarnición de verduras, ya sea en forma de ensalada o en panaché de verduras cocidas y después salteadas con un poco de aceite de oliva y aromatizado con ajo o hierbas aromáticas.

Etiquetas:

jamón, pollo, san jacobo


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto