Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Consumo de leche y otros productos lácteos
^

Cocinar carne en verano: las mejores opciones

La plancha y la parrilla ganan protagonismo en la época estival y permiten preparar distintos tipos de carnes con sabrosas guarniciones

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Última actualización: 27 de agosto de 2014
Imagen: Geoff Peters

El verano invita a pasar menos tiempo en la cocina y disfrutar al aire libre. Es época de picnics, comidas ligeras, de platos únicos con ensaladas, frutas frescas y también de carnes, pero lejos de las recetas más pesadas y laboriosas. Con el periodo estival, llega el colorido de otras frutas y hortalizas, cambian las guarniciones y, también, la manera de cocinar. En lugar de guisos con salsas o asados al horno, la parrilla y la plancha ganan protagonismo. A continuación se ofrecen algunas ideas para degustar distintas carnes en los meses más calurosos, acompañarlas con gracia y lograr platos deliciosos con poco esfuerzo.

Plancha, parrilla y sartén: posibilidades y ventajas

  • Imagen: CONSUMER EROSKI
    Ventajas. La cocina de plancha -ya sea en una sartén antiadherente, en una plancha al uso o en una parrilla de gas o de carbón vegetal- tiene la ventaja de la rapidez en cuanto al cocinado y lo jugosa que resulta la carne. Con esta técnica (de "cocinado por concentración"), las piezas quedan con un aspecto dorado por fuera y muy jugosas y sabrosas por dentro. El alimento se cocina con un calor seco, directo y muy intenso. Así, en la superficie se forma rápido una costra y los jugos de la carne permanecen en su interior. Esto garantiza que, una vez conseguido el punto de cocinado, la carne quede tierna y sabrosa.
  • Carnes recomendadas. La técnica de cocinar a la plancha o a la parrilla se puede emplear con todo tipo de carnes. Las más habituales son las siguientes:

    • Cordero (chuletillas).
    • Cerdo (chuletas y solomillo, y también otras partes más grasas, como las costillas y la panceta).
    • Pollo en general.
    • Ternera (piezas extra, como solomillo y chuleta).

    Cualquiera de estas carnes cocinadas a la plancha o a la parrilla admite un ligero marinado anterior con mezclas de aceite, hierbas aromáticas y especias. Un ejemplo es la típica salsa chimichurri. Otra posibilidad en la sartén antiadherente es saltear la carne apenas condimentada con un poco de ajo, o una pizca de pimienta y sal (para que se dore la superficie y quede jugosa en su interior). La manera de sazonar varía según se use la plancha o la parrilla.

  • Imagen: CONSUMER EROSKI

    Brochetas. La técnica de la parrilla y la plancha también admite a las brochetas, un tipo de elaboración que permite cocinar la carne a la vez que la verdura y en la que se puede ensartar incluso trozos de frutas, que darán como resultado platos más sanos, divertidos y fáciles de preparar. Algunas ideas: brochetas de solomillo de cerdo con pimientos y piña, brochetas de ternera con tomates y champiñones, brochetas de pechugas de pollo con cebolleta y calabacín... En el recetario de EROSKI CONSUMER se pueden encontrar varias opciones para hacer las brochetas de carne y brochetas de ave.

  • Guarniciones. El verano trae pimientos frescos, calabacines, cebolletas y tomates que están en su mejor época. Con ellos se pueden elaborar guarniciones frescas y saludables que ayudarán a servir la carne casi como plato único. La ternera se puede acompañar de un salteado de pimientos verdes y rojos -en su mejor momento de maduración- y con un poco de cebolleta fresca. Se puede cocinar la verdura de guarnición al mismo tiempo que la carne (en el caso de la parrilla) o saltearla después, en la misma plancha o sartén antiadherente donde se haya preparado la carne para recoger parte de los jugos que se han desprendido del cocinado.

En verano, carne al ajillo

Imagen: CONSUMER EROSKI

Otra técnica para cocinar carne en verano es al ajillo, que consiste en un salteado rápido de trocitos de carne, ya sea pollo o pavo, unos trocitos de cabezada de chuleta de cerdo o las puntas de solomillo de ternera. Para hacerlo, se embadurna la carne con aceite de oliva, sal y un picadillo de ajo y perejil, se saltea en una sartén dorando por fuera la carne y, cuando esté a punto de dorarse el ajo, se agrega un chorrito de vino blanco para que caramelice los jugos del cocinado y despegue esos jugos de la sartén. Una vez evaporado el alcohol (esto se produce en cuestión de segundos), se sirve de manera inmediata junto con una ensalada de tomate fresco que dará un contrapunto de sabor extraordinario.

Etiquetas:

barbacoa, carne, verano


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto