Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Navidad 2017
^

Cinco bocadillos de invierno

Los bocadillos pueden convertirse en una deliciosa opción gastronómica, incluso en los días más fríos

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Fecha de publicación: 3 de febrero de 2014
Imagen: Javier Lastras

Calientes, templados, horneados, fundidos, vegetales, con carne... Los bocadillos son una excelente opción para una comida rápida y práctica, también en invierno. Las posibilidades son notables, tanto por técnica como por ingredientes, sabor o texturas. Por supuesto, la manera de elaborarlos dependerá de nuestros gustos, de nuestra práctica en la cocina y del tiempo que tengamos para cocinar. Pero, como veremos a continuación, con un poco de planificación podemos conseguir que el bocata deje de ser un simple plato de recurso para convertirse en una deliciosa alternativa gourmet. Las siguientes cinco propuestas son algunos ejemplos de ello.

Bocadillos gourmet, cinco opciones para el invierno

Un "bocadillo de emergencia" -aquel que preparamos a toda prisa con lo primero o con lo único que tenemos en la nevera- difícilmente será nuestro mejor bocadillo. Sin embargo, si vamos a hacer la compra con la idea de preparar un bocata para comer o cenar, los resultados serán mucho mejores. De hecho, pueden ser espectaculares y dejarnos con ganas de más. Para lograrlo, tan importante es prestar atención al relleno como al pan, ya que una elección inadecuada puede marcar la diferencia entre un bocadillo notable y uno normal. Estas son cinco ideas, con sugerencias de pan incluidas:

  • 1. Bocadillo de tortilla de cebolla caramelizada con bacón. Para preparar este bocadillo utilizaremos un pan de baguette. Elaboración del relleno: en una sartén a fuego medio cocinamos una cebolla cortada en finas tiras, con un pizca de sal y un poco de aceite de oliva. Una vez que la cebolla esté casi dorada, la mezclamos con el huevo batido y cuajamos una tortilla jugosa, que introducimos al pan. El bacón se hace a la plancha sin aceite para que quede crujiente y elimine parte de la grasa. Cuando esté crocante, lo colocamos sobre la tortilla y aderezamos con una suave mayonesa, rebajada con un poco de leche. Para disfrutar al máximo de este bocadillo, el pan debe estar crujiente, y la tortilla y el bacón calientes.
  • 2. Bocadillo vegetal de invierno. Para elaborar este bocadillo utilizaremos un pan de semillas. Preparación del relleno: escogemos verduras de temporada y las asamos en el horno. Podemos hacer unas rodajas de berenjenas, unas tiras de pimientos rojo de asar, cebolla, setas, espárragos... todo ello con un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal y unos ajos machacados y con piel. Asamos la selección de verduras durante 40 minutos, a 200ºC. Una vez alcanzado el punto deseado, retiramos las verduras del horno, escurrimos los jugos del asado y rellenamos con ellas el bocadillo. Añadimos también unas virutas de queso viejo -para que se fundan con el calor de las verduras calientes- y servimos al momento. Otra opción es darle al conjunto un golpe de horno (200ºC durante 1 minuto) para que el pan también esté caliente. En cualquier caso, lo importante es escurrir las verduras asadas antes del montaje del bocadillo para que los jugos no empapen al pan en exceso.
  • 3. Bocadillo de merluza, piquillo y mayonesa. Este es un típico bocadillo de sabores conocidos pero que rara vez probamos en este formato. Para sostener este bocata necesitamos un pan francés, aunque la típica barra también puede valernos. Lo idóneo es que sea pan recién elaborado, del día, casi templado. Elaboración del relleno: preparamos en primer lugar la merluza. Deben ser piezas sin escamas ni espinas. Cortamos los lomos a la mitad y a lo largo, en tajadas finas. Salamos ligeramente, pasamos por harina y huevo batido, y freímos en aceite de oliva limpio y caliente. Bastará con una fritura vuelta y vuelta, hasta que las piezas queden doradas. Las escurrimos en un papel de cocina para eliminar el exceso de grasa e introducimos en el pan. Sobre ellas colocamos unos pimientos de piquillo asados y escurridos y una cucharada de mayonesa. Conseguiremos un sabor irrepetible. Si queremos llevar al trabajo para comer en la oficina, montaremos el bocadillo con la merluza frita pero fría, y sustituiremos los pimientos por unas hojas de lechuga y unas rodajas de tomate.
  • 4. Bocadillo de queso de cabra con pechuga y salsa barbacoa. Utilizaremos un pan de baguette. Elaboración del relleno: colocamos en el pan unas finas tiras de pechuga previamente salteada con un poco de ajo y aceite de oliva. Sobre ellas, unas rodajas de queso de cabra, unas rodajas de tomate rebozado y una cucharadita de salsa barbacoa (si nos gusta el picante, unas gotas de tabasco). Introducimos al horno, caliente a 200ºC. Justo antes de que el queso de cabra comience a derretirse, sacamos el bocadillo. Dejamos que se temple un poco antes de servir.
  • 5. Bocadillo de solomillo de cerdo con manzana y queso de oveja. Lo prepararemos con pan de chapata, ya que necesitaremos que pueda sostener esta receta de restaurante en un bocadillo. Elaboración del relleno: asamos el solomillo en finas rodajas vuelta y vuelta a la plancha con un poco de sal, aromatizándolo con pimientas variadas. Colocamos las rodajitas de solomillo de cerdo asadas sobre el pan, que estará cubierto con unas finas láminas de queso de oveja. Cortamos unas láminas de manzana, sin pepitas y sin piel, y las hacemos a la plancha con un poco de aceite de oliva y un toque de azúcar. Las colocamos sobre el solomillo y, encima de ellas, añadimos otras láminas finas de queso. Cerramos el bocata y lo introducimos en el horno, para que se funda el queso sobre el solomillo y manzana. Al comer, hay que tener cuidado de no quemarse (el pan estará caliente). Asimismo, es recomendable no preparar este bocadillo para la cena, porque se puede hacer un poco indigesto y pesado. Sin embargo, como opción de comida (y como plato único) nos arregla un menú.

RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto