Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Navidad internacional: prepara un menú con platos del mundo

Una ensalada de pollo y salmón, un cochinillo con frutas tropicales o un panettone casero son algunas propuestas para traer otros sabores navideños a nuestra mesa

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Fecha de publicación: 22 de diciembre de 2015
Imagen: jeka2009

Las fiestas navideñas se celebran en casi todo el mundo; cada país con sus costumbres, su gastronomía y sus productos. Aunque hay una tendencia gastronómica imperante -muy influenciada por esa postal clásica de la familia reunida junto al fuego en la chimenea mientras nieva en el exterior-, en realidad por estas fechas en la mitad del planeta es primavera o verano. Las temperaturas cálidas, los productos locales y las propias tradiciones influyen también en la mesa de Navidad. En el siguiente artículo se proponen entrantes, platos principales y postres que triunfan en las Navidades de otras partes del mundo.

Hacer algo distinto en Navidad va más allá de beber una taza de vino caliente con especias, el Glühwein tan típico de los países del norte. Hacer algo diferente en esta época implica pensar que mientras el hemisferio norte se hiela, el sur disfruta del calor y que la gastronomía de los países donde ahora mismo es primavera -casi verano- puede tener toques muy interesantes para traer a la mesa y sorprender a los comensales. En América del Sur y Centroamérica se mantienen tradiciones como los dulces navideños o los asados, fruto de la conexión con España, pero también hay algunas variaciones. En este artículo, se recorre parte del mundo para hacer un menú de Navidad con platos de diversos países.

Entrantes y ensaladas

Con los entrantes y ensaladas se puede abarcar desde el toque europeo -como el foie francés o el salmón de los países del norte- hasta una refrescante ensaladilla rusa con toque de aguacate, más habitual en Argentina.

  • Foie con dulce de manzana (Francia). Primero hay que lavar un par de manzanas, cortarlas en trozos sin pelar y cocerlas en un cazo tapado con muy poca agua, calentándolas a fuego medio hasta que se ablanden. Se tritura esta mezcla y se devuelve la compota a la cazuela. Se le añaden dos cucharadas de azúcar y se calienta poco a poco, removiendo con cuidado hasta que se funda el azúcar. Después, se deja hervir hasta que tenga una consistencia espesa y cremosa. Se puede dar un toque de acidez con un poco de zumo de limón y una pizca de ralladura o un toque exótico con aroma de vainilla troceada. Al final, sobre ocho tostadas templadas se montan unos tacos de foie y se acompañan con una cucharadita del dulce de manzana, unos granos de granada y un tallo de tomillo.
  • Ensalada de salmón y pollo (Finlandia). Se limpian unas hojas de lechugas variadas y se trocean. Se cortan en daditos una pechuga de pollo asada a la plancha y un trozo de queso de cabra y se preparan unos panes troceados y fritos. Hay que mezclar las lechugas con el pollo, el queso y los panes, además de aliñar con la vinagreta elaborada con seis cucharadas de aceite de oliva virgen, dos cucharadas de yogur, dos cucharadas de vinagre de manzana, un toque de sal y un poco de eneldo troceado. Se termina la ensalada colocando unas láminas de salmón ahumado por encima, junto con otro poco del aliño de yogur y eneldo.
  • Ensaladilla rusa con salsa ligera (Argentina). Hay que pelar y picar en trocitos pequeños dos patatas y tres zanahorias y ponerlas a cocer en una cacerola con agua y sal. Cuando estén cocidas (aproximadamente 15 minutos), se dejan escurrir y enfriar. Por otro lado, se cuecen dos huevos en agua hirviendo durante 10 minutos, se pelan y se pican en cuadraditos. Cuando la patata y la zanahoria estén frías, se echan en una fuente con los demás ingredientes troceados (un pepinillo, un puñito de aceitunas, un pimiento rojo asado y 250 g de atún en conserva y escurrido de la conserva). Una vez que se tenga la ensalada preparada, se aliña con un par de cucharadas de aceite de oliva, una pizca de sal y dos cucharadas de mayonesa ligera y se introduce en el frigorífico tapada. Se sirve sobre unos cuencos fríos o dentro de unos aguacates vaciados (si es así, se puede aprovechar su carne para agregar a la ensaladilla).

Las carnes, el plato principal

Las carnes son las grandes protagonistas de los platos de Navidad. Entre ellas, destacan el pavo relleno -que puede quedar un poco seco si no se acierta con el punto de asado- y el cochinillo asado. Si además se agregan unas frutas tropicales, como el caso de Brasil, el éxito está asegurado.

  • Imagen: CONSUMER EROSKI
    Pavo relleno (anglosajón). Se condimenta el pavo con sal y pimienta. Con una jeringuilla, se inyecta licor en diversas partes de la carne y se embadurna su piel con seis cucharadas de aceite de oliva. Para el relleno, se calienta una sartén con una cucharada de mantequilla y de aceite y se rehoga un trocito de cebolla y un cuarto de pimiento verde cortado en cuadraditos. Se retira del fuego y se añade el resto de los ingredientes (dos cucharadas de uvas pasas sin pepitas, ocho ciruelas sin hueso, una cucharada de nueces picadas y media manzana troceada, junto con un currusco de pan remojado en medio vaso de leche y un poco de perejil picado, todo ello puesto a punto de sal y pimienta). Se rellena el pavo con esta mezcla, se cierra cosiendo con una brida por donde se ha colocado la mezcla y se cocina a horno suave (160 ºC) durante dos horas, regando de vez en cuando con sus jugos o con un poco de agua y vino blanco para que no se seque en exceso. Se sirve con la salsa del jugo del asado y con un poco de mermelada de arándanos, puré de patata y unas cebolletas confitadas.
  • Cochinillo con frutas tropicales (Brasil). Se introduce el cochinillo en un recipiente con agua muy fría y se mantiene allí durante dos horas para eliminar la sangre y que su carne se prepare para un asado largo. Pasado este tiempo, se retira el cochinillo, se sazona y se unta con manteca de cerdo con dos dientes de ajo machacados. Se precalienta el horno a 180 ºC y se introduce el cochinillo, donde se deja durante un mínimo de dos horas. En la bandeja del horno se vierte un vaso de agua para que suba vapor y así salga muy jugoso. Hay que regar la carne a menudo con la grasa que desprende y, cuando comience a dorarse la piel, se pincha varias veces con el tenedor para que no se hagan burbujas. Cuando se ve que no le falta mucho (por el color dorado), se sube un poco el fuego hasta 200 ºC para que la corteza salga crujiente y dorada. Se deja reposar en una zona caliente durante 10 minutos antes de servir regado con los propios jugos de su asado. Se sirve acompañado de unas finas rodajas de mango pelado y sin hueso y con unas rodajas finas de piña salteadas ligeramente en una sartén con unas gotas de aceite, manteca de cerdo y una cucharada de azúcar para caramelizar. De esta manera, se completa el sabor del asado con sus jugos y la guarnición de frutas tropicales.

Los postres más internacionales

Imagen: CONSUMER EROSKI

Para los postres, se puede preparar un panettone italiano -también llamado "pan dulce"-, que en países como Argentina y Uruguay se consume como si fuese propio, o un internacional brownie, de origen anglosajón, que acompañado de una bolita de helado y unas frutas frescas puede ser el colofón idóneo para la comida navideña en cualquier parte del mundo.

  • Panettone (Italia, Argentina y Uruguay). Este postre también se comercializa en nuestro país, donde poco a poco ha ido ganando presencia. Hay unas cuantas variedades (con trocitos de chocolate, con fruta escarchada...). Pero, si no se quiere comprar hecho, es posible hacerlo en casa. Ver receta completa.
  • Brownie (Estados Unidos). El brownie es un postre típico del país norteamericano que podría definirse como un pastel de chocolate individual más aplanado que esponjoso. Existen muchas versiones de este dulce: de chocolate y chocolate blanco, de galletas Óreo, de crema de cacao, de café... En casa se puede preparar la versión clásica o algunas de sus variantes.

Etiquetas:

cocinar, menú, navidad


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto