Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Los mejores batidos con leche para el verano

Cinco opciones diferentes para preparar unas bebidas lácteas deliciosas, espumosas y llenas de sabor

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Fecha de publicación: 28 de junio de 2016
Imagen: habovka

Los batidos con leche son un tipo de preparado muy atractivo y fácil de hacer en el que se pueden utilizar helados, leche, frutas, yogures, natillas, siropes y decenas de otros ingredientes, desde mermeladas hasta nata. Según cuáles se elijan, se obtendrá un resultado más light o más contundente, lo cual permite degustarlos en distintos momentos del día: como postre en cantidades más pequeñas o como bebida ligera y fresca en los desayunos y las meriendas. A continuación, se listan cinco opciones con recetas para disfrutar de estas bebidas cremosas con lácteos.

1. Batido clásico, todo un referente gastronómico

Los batidos tradicionales se elaboran a partir de un helado de nata al que se le añade un chorro de leche para aligerar un poco su textura y se le agrega algún sabor como sirope de fresa, chocolate, caramelo o café. Se bate con ayuda de una batidora para obtener la clásica crema espumosa y fría. Esta mezcla se vierte en un vaso alto, decorado por dentro con unas tiras del sirope elegido y coronado con un poco de nata montada y unas pajitas.

Batido clásico de vainilla. Hay que poner a cocer 400 ml de leche con la vaina de vainilla y, una vez que comience a hervir, se saca del fuego, se tapa y se deja reposar hasta que esté fría. Se introduce en la nevera hasta que esté a 15 grados. Después, en un vaso de batidora se colocan 400 gramos de helado de vainilla, un par de cucharadas de caramelo liquido y la leche fría aromatizada con vainilla (sin la vaina). Se bate todo hasta que quede una crema uniforme, que se servirá en un vaso coronando con una cucharada de nata montada, espolvoreada con una pizca de canela y una cereza fresca.

2. Batidos con yogur, los gustos cambian

Los gustos cambian y se buscan opciones más sanas sin renuciar al sabor, la textura y el frescor que aporta un batido. Por eso, cada vez es más frecuente elaborar los batidos a partir de yogures previamente congelados. Con este cambio de ingrediente, y siguiendo los pasos anteriores, se obtendrá un resultado parecido pero con un poco menos de calorías, ya que el batido de yogur es menos calórico que el que se elabora con helado.

Batido de mango y albaricoque con yogur. Se pelan un mango y 300 gramos de albaricoques y se separa toda la pulpa de la pepita utilizando un cuchillo afilado. En un vaso de batidora se mezcla la pulpa del mango y de los albaricoques, junto con el zumo de medio limón, un par de cucharadas de azúcar, 200 gramos de yogur y un vaso de cubitos de hielo. Y se tritura todo con ayuda de la batidora hasta que quede un batido de mezcla homogénea. Se sirve en copas, todas decoradas con unas rodajitas de mango y de limón. Los preparados también se pueden acompañar, si se quiere, con unas hojitas de menta.

3. Batidos con cremas y natillas

Lo mismo que se hace con helado y yogur se puede elaborar congelando natillas de sabores, que luego se triturarán agregando un poco leche para aligerar la mezcla. La presentación puede ser clásica, con un poco de nata encima, pajitas y alguna decoración al gusto. Así se logran unos batidos cremosos y muy lácteos.

Batido de chocolate con galletas. El día anterior hay que introducir en el congelador seis natillas de chocolate. Una vez congeladas, se sacan, se trocean y se colocan en un vaso de batidora. Se vierte medio litro de leche, se agregan cuatro galletas al gusto (quedan muy bien las que tienen perlitas de chocolate) y se tritura todo hasta formar una crema homogénea. Se debe probar la textura para, según el gusto pesonal, poder incorporar o más natilla de chocolate muy fría o más leche. También se puede añadir un poco de azúcar. Como decoración valen unos trocitos de galletitas por encima y ¡listo para consumir!

4. Batidos de fruta con leche

Además de las propuestas más golosas, hay opciones más saludables como las que utilizan frutas frescas como punto de partida. Se pueden emplear fresas naturales, plátano, mango, cerezas, kiwi, melocotón... y mezclar estas frutas troceadas junto con leche muy fría. Al triturar con la batidora se obtiene un refrescante y saludable batido.

Batido de fresas naturales congeladas. Se lavan medio kilo de fresas y después se les corta el pedúnculo. Se embadurnan de azúcar y unas gotitas de vinagre de sidra y se congelan durante cinco horas como mínimo. Después, se colocan las fresas semicongeladas en un vaso de batidora, se agrega medio litro de leche semidesnatada y se trituran con ayuda de la batidora hasta conseguir un batido cremoso. El punto de azúcar se modificará al gusto de cada uno. Se puede servir decorando con una fresa natural cubierta de azúcar.

5. Batidos con otros tipos de leche

Para quienes tengan intolerancia a la lactosa o no consuman leche de origen animal, los batidos se pueden elaborar de igual manera, pero sustituyendo la leche de vaca por preparados de líquidos vegetales de soja, de almendras, de arroz...

Batido de leche arroz con plátano. Primero se pelan cuatro plátanos y se reservan cuatro rodajitas para decorar. En un vaso alto de batidora se trituran el resto de los plátanos pelados y troceados junto con medio litro de leche de arroz y dos cucharadas de miel milflores, hasta formar una crema. A continuación, se añade un vaso de hielo picado y se sigue triturando hasta conseguir una crema homogénea y fría. Se vierte el batido de plátano frío en los vasos y se decora con unas brochetas de plátano untadas en miel.

Etiquetas:

batidos, cocinar, leche


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto