Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Consumo de leche y otros productos lácteos
^

Consejos para cocinar y aprovechar un besugo

Tres recetas diferentes y deliciosas para saborear este pescado tan apreciado en las mesas navideñas

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Fecha de publicación: 27 de diciembre de 2016
Imagen: eskymaks

La mejor temporada del besugo es durante los meses más fríos, de octubre a abril. Es un pescado especial: en invierno es considerado como pescado azul y el resto del año es blanco, ya que reduce el contenido de grasa de su cuerpo. El besugo tiene un sabor peculiar, suave, y su carne es tersa. Estas características, y también la tradición, lo convierten en un alimento muy apreciado en las fiestas de Navidad. En muchos hogares de nuestro país, el besugo ocupa un lugar protagonista en las mesas navideñas. A continuación, se ofrecen tres ideas para preparar un besugo y aprovecharlo al máximo.

El besugo es muy apropiado para cocinarlo en la parrilla y, posteriormente, aliñarlo con un refrito de ajos y vino blanco. Pero como no en todas las casas se tiene la posibilidad de cocinarlo de esta forma, aquí se presentan tres modos diferentes de hacer al horno este magnífico pescado.

1. Besugo al horno con patatas asadas y toque de cayena

Esta es una de las maneras más finas de preparar este pescado, eliminando todas las espinas antes de cocinarlo y troceando y disponiendo raciones individuales.

Primero se debe quitar al besugo la cabeza, abrirlo por la tripa y retirar las vísceras del interior, para después trocear cada lomo en dos raciones. Así, de un besugo mediano se podrían conseguir cuatro raciones de buen tamaño.

Hay que colocar estas raciones en una fuente apta para el horno con una base de patata y cebolla cortadas muy finas. Después, se debe rociar el pescado con un chorrito de aceite y verter un cuarto de vaso de vino, un chorrito de agua y el zumo de un limón. Se hornea durante 20 minutos a 200 ºC (el horno debe estar precalentado), con calor arriba y abajo. Y, una vez asado, se recupera el jugo de la placa del asado y se pasa por el colador.

Para dar el toque cayena, se doran ligeramente dos dientes de ajos cortados en láminas y la guindilla de Cayena troceada en una sartén con aceite. Cuando los ajos estén semidorados, se saca la sartén del fuego, se agregan un par de cucharadas de vinagre de sidra y los jugos del asado y se liga todo con movimientos circulares. El besugo se sirve ya troceado y se acompaña con las patatas asadas y la cebolla. Por último, se vierte encima el refrito con toque de cayena y ¡listo!

2. Besugo a la donostiarra

Esta es la forma tradicional de asar un besugo en casa cuando no se tiene parrilla. También se le llama besugo a la espalda, porque se cocina con la piel sobre la bandeja y la carne abierta boca arriba como si estuviese tumbado al sol. Para ello, se abre por la mitad el besugo, dejando la espina central en una de las dos mitades, o se pide en la pescadería que lo hagan.

Se salan los lomos y se untan ligeramente de aceite. En una sartén muy caliente se da "vuelta y vuelta" al besugo de manera que se cocine por fuera pero no por dentro. Mientras, se unta una placa de horno con unas gotas de aceite y el jugo de la sartén. Se pone sobre ella el besugo con la carne hacia arriba y se introduce al horno precalentado a 200 ºC durante seis minutos.

Poco antes de sacar el besugo, se doran ligeramente en el aceite restante los ajos cortados en láminas y la guindilla troceada. Se saca el besugo del horno y se vierten los jugos del asado en un cazo, además de que se echa sobre el besugo el refrito de ajos. Al recipiente donde se han recogido los jugos del besugo se le añade un poco de vinagre y se bate para que ligue un poco. También hay que verter esta mezcla sobre el pescado, que ya está listo para servir acompañado de unas patatitas cocidas espolvoreadas de perejil picado.

3. Besugo relleno de frutos secos

Esta receta cuenta con gran tradición en el Mediterráneo. Es una manera de cocinar un poco más compleja, ya que se trata de rellenar el besugo con frutos secos y, por tanto, hay que intervenir un poco más de lo necesario en el sabor propio del pescado. Para hacerlo, en primer lugar se debe quitar la cabeza al besugo, abrir por la tripa y retirar las vísceras y la espina central.

Se remoja un puñito de pasas durante 15 minutos en un bol con vino dulce caliente, si es posible Pedro Ximénez. Se escurren las pasas y se mezclan con una taza de setas cortadas en tiras, 40 gramos de almendras tostadas y troceadas, un poco de perejil picado, un par de cucharadas de piñones pelados y tostados, una cucharada de pan rallado y un huevo batido. Hay que rellenar el besugo con esta mezcla, coser la tripa y sazonar. Luego, se espolvorea un poco de pan rallado por encima y se coloca en una fuente de horno. Además, se rocía el pescado con un chorrito de aceite y se vierte un vasito de vino, un chorrito de agua y zumo de limón. Todo ello se hornea durante 30 minutos a 200 ºC.

Una vez asado, se recupera el jugo de la placa del asado y se pasa por el colador junto con los restos que hayan quedado del asado en la placa. La salsa resultante se reduce aligerando con un poco de caldo de pescado si hiciese falta y ligando con un poco de harina de maíz. Se pone a punto de sal y se presenta el pescado entero con parte de la salsa y el resto en una salsera. Se debe trocear en rodajas con cuidado de no romper el relleno.

Etiquetas:

besugo, cocinar, navidad


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto