Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

^

Ensaladilla rusa: un plato, muchos beneficios

La ensaladilla rusa es una receta refrescante y saludable que, además, es muy fácil de hacer

  • Autor: Por ASEVEC
  • Fecha de publicación: 28 de mayo de 2018
Imagen: lorenzograph

La ensaladilla rusa está entre los platos más típicos de nuestra dieta, en especial durante los meses de calor donde las altas temperaturas invitan a tomar alimentos frescos. Es un plato muy sano, sencillo y rápido de elaborar que resulta muy nutritivo; una apuesta ganadora para toda la familia. A continuación se enumeran los ingredientes que pueden formar parte de la ensaladilla rusa, las características de los más importantes y los beneficios de esta receta.

Según la región donde se cocine o de los gustos de los comensales, la ensaladilla rusa puede incluir algunos ingredientes u otros. Y son tantos los que pueden formar parte de esta receta, que hay gran número de versiones. Entre los alimentos más comunes se encuentran la patata, la zanahoria, los guisantes, las judías verdes, los huevos, las aceitunas, los pepinillos, el pimiento rojo, el atún, la sal, el perejil y, de forma indispensable, la mayonesa. Consiste en un plato de elaboración rápida y sencilla, basado en la cocción de los alimentos que lo precisen y en la mezcla de estos con el resto y, por último, con la salsa.

Los beneficios nutricionales de la ensaladilla rusa

La ensaladilla rusa es un plato nutritivo, fuente de vitaminas y fibra procedente de las verduras. Además, la suma de otros ingredientes puede hacerlo aún más completo. En muchas ocasiones resulta muy común añadir más variedades de verduras.

Es importante tener en cuenta que la calidad de los ingredientes determinará la calidad final del plato. Una buena opción para elaborar de forma nutritiva una ensaladilla rusa es recurrir a las verduras congeladas: la zanahoria o los guisantes congelados aportarán el máximo posible de vitaminas y fibra, conservados desde el momento de la recolecta mediante un cuidado proceso de ultracongelación. Además, las altas temperaturas en verano hacen más difícil el mantenimiento de productos frescos, que durante los procesos de transporte pierden con facilidad parte de sus propiedades. Por lo tanto, en la preparación de este plato es fundamental partir de buenos alimentos.

Imagen: vkuslandia

El segundo factor que hay que tener en cuenta es la elaboración. Se deben cocer las hortalizas al punto, para que no pierdan su forma y no presenten una textura excesivamente blanda. Una vez listas, se añaden el resto de los alimentos.

Si no se dispone de tiempo suficiente para cocer cada una de las verduras, se puede optar por el combinado de ensaladilla congelada, una alternativa práctica que aporta las verduras necesarias lavadas, troceadas y precocidas, garantizando en todo momento la conservación de sus propiedades nutricionales, sin aditivos ni conservantes.

El ingrediente estrella de la ensaladilla es la mayonesa. Es preferible prepararla de forma artesana. Finalmente, es importante conservar el plato en la nevera; de esta forma al servirlo estará fresco.

Por partes...

La ensaladilla rusa, en todas sus variedades, se presenta como un plato sano y nutritivo debido a la calidad de sus ingredientes:

  • Guisantes. Es un alimento remineralizante que aporta un importante valor de energía y proteínas. Son considerados cardiosaludables y beneficiosos para el funcionamiento del sistema nervioso por ser fuente de minerales, en especial de fósforo y potasio. Destaca su nivel de folatos, que contribuyen en la formación de glóbulos rojos, y, por tanto, ayudan a combatir la anemia.
  • Judías verdes. Alimento rico en agua y potasio con una baja proporción en sodio, lo que potencia su acción diurética, que es beneficiosa en casos de retención de líquidos. Su alto contenido en fibra contribuye a la reducción del colesterol en sangre, además de prevenir el estreñimiento y reducir el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el tracto gastrointestinal.
  • Zanahoria. Ayuda a reducir el riesgo de diversas enfermedades (como las cardiovasculares o las degenerativas) gracias a sustancias antioxidantes como la vitamina E y el betacaroteno.
  • Patatas. Destacan por su alto contenido en potasio, que contribuye a prevenir dolencias musculares. Las patatas también son ricas en vitamina B6, beneficiosa para el sistema nervioso, necesaria para la renovación celular y buena para mantener un estado de ánimo equilibrado.

Con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la necesidad de incorporar las verduras en la dieta diaria como hábito de vida saludable, la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC) cuenta con un espacio en Internet que permite conocer con profundidad y rigor el mundo de las verduras congeladas. En la página se puede ver el proceso de fabricación de las verduras congeladas, las zonas españolas donde se recogen las diferentes variedades, consejos de salud y hasta el mejor tratamiento y uso en la cocina para elaborar platos deliciosos.

Etiquetas:

ensalada, verduras


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos


ASEVEC

Otros servicios


Buscar en