Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Tendencias

Tipos de contenidos: Alimentación

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

La tecnología que mejora la calidad de los alimentos

Tecnologías basadas en altas presiones permiten mejorar la calidad de los alimentos y su vida útil

Las nuevas tecnologías basadas en altas presiones se han convertido en una alternativa a los tratamientos tradicionales de conservación de alimentos. Gracias al procesado por altas presiones, la industria alimentaria tiene la posibilidad de introducir en el mercado productos más naturales, frescos y seguros. En el siguiente artículo se explica en qué consiste el procesado por altas presiones (HPP) y qué tipo de soluciones aporta a la industria alimentaria.

La conservación de los alimentos ha sido uno de los principales quebraderos de cabeza del ser humano a lo largo de la historia. Diferentes técnicas como el secado, salado o congelado han sido utilizadas para prolongar la vida útil de los alimentos.

La investigación y la tecnología han evolucionado hacia el procesado por altas presiones

Sin embargo, no ha sido hasta hace relativamente poco cuando comenzaron a establecerse las bases científicas apropiadas para su conservación. Desde entonces, la investigación y mejora de la tecnología ha ido evolucionando hasta desarrollar soluciones como el procesado por altas presiones (HPP).

Como su nombre indica, la tecnología HPP consiste en aplicar a los alimentos muy altas presiones, que equivaldrían a sumergir un alimento a 60 kilómetros de profundidad en un hipotético océano. Estas presiones, sin necesidad de temperatura, afectan a las bacterias como Salmonella, Listeria o E. coli, principales causantes de la diarrea infecciosa. Por ello, su beneficio más destacado es el aumento de la seguridad alimentaria y la posibilidad de incrementar la vida útil de los productos que están mínimamente procesados y los productos sensibles al procesado térmico, como los productos bajos en grasa o los desalados.

Además, al ser un tratamiento que no emplea temperatura, los principales componentes de los alimentos no se ven alterados y permite mejorar la calidad de los alimentos procesados, manteniendo la seguridad. Esta tecnología innovadora se presenta como alternativa al tratamiento tradicional de pasteurización por calor, industrialmente fiable y segura.

Nuevos productos, nuevos mercados

El centro tecnológico AZTI lleva años trabajando en la manera de optimizar el proceso, buscando la mejora del producto y ajustándose a las necesidades del cliente. Los sectores donde ya se aplica esta tecnología son múltiples dentro de la industria alimentaria, desde los transformados de la pesca hasta los zumos y productos vegetales, los lácteos, productos cárnicos u otros.

Por todo lo anterior, las altas presiones han posibilitado el desarrollo de nuevos productos, productos sin aditivos, alimentos funcionales, productos naturales, bajos en sal, etc. Y también permiten ahorros de agua, energía tiempo y envasado, dejando acceder a nuevos mercados de una forma segura y eficiente.

Etiquetas:

innovación


Zona relacionada

RSS. Sigue informado


AZTI

Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto