Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Antes del embarazo

Tipos de contenidos: Bebé

^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Posturas sexuales que favorecen el embarazo, ¿existen?

Hay posiciones en la cama a las que se les atribuye la virtud de propiciar la gestación, aunque no existan evidencias científicas claras de su supuesta eficacia

Imagen: Bryan Brenneman

¿Existen posturas sexuales que favorezcan el embarazo? Las posiciones de la pareja recomendadas durante el coito que se mencionan cuando se habla de propiciar la gestación cuentan con algo en común: en general, son aquellas en las que, por efecto de la gravedad, los espermatozoides tienen más fácil su camino hacia el óvulo. Los especialistas, sin embargo, explican que estas creencias muchas veces no tienen base científica y que, en ciertos casos, pueden incluso ser contraproducentes. En este artículo se detallan las posturas más aconsejadas para favorecer el embarazo y las opiniones contrarias de los expertos al respecto.

¿Existen posturas sexuales que favorezcan el embarazo?

Existen una serie de consejos (en general, poco fundados) que se repiten de forma habitual cuando se habla de posturas sexuales capaces de aumentar las posibilidades de lograr el embarazo. Se mencionan no solo ciertas posiciones de la pareja en el momento del coito sino, también, otros aspectos que supuestamente conviene hacer (antes y después) del acto sexual, para lograr la gestación. Una de la más repetidas es la creencia de que el orgasmo femenino favorece la fecundación. Pero, ¿son ciertas estas afirmaciones?

Desde el punto de vista de la medicina reproductiva, no hay evidencias de que tales consejos sean efectivos, afirma José Antonio Vidart, director del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad Complutense de Madrid. "No hay ninguna base científica, no hay nada demostrado", concluye Vidart.

Algunos expertos opinan que las posturas sexuales no solo no sirven para nada, sino que "neurotizan" las relaciones

"Las posturas durante el sexo no solo no sirven para nada, sino que 'neurotizan' las relaciones sexuales", añade, por su parte, Isidoro Bruna, jefe de la Unidad de Medicina de la Reproducción del Hospital Universitario Montepríncipe, de Madrid. Este especialista compara estas creencias con las que sostienen que es necesario mantener relaciones sexuales un día antes o después de la ovulación. En su opinión, son negativas, porque generan presiones extras en la búsqueda del embarazo.

Vidart, sin embargo, sí aconseja que "después del acto sexual la mujer permanezca acostada bocarriba durante unos 10 o 15 minutos". Admite que "la eficacia de este método tampoco está demostrada", pero que es una norma establecida hace tiempo. Se recomienda, pero no existe "prueba segura de su eficacia". Según este consejo, si la mujer se quedara acostada bocarriba después del coito, la posición de su cuerpo ayudaría a que, por efecto de la gravedad, el semen del hombre alcanzara con mayor facilidad las trompas de Falopio, donde se debe producir el encuentro del espermatozoide con el óvulo, para lograr la fecundación.

Las posiciones de la pareja recomendadas durante el coito

Las posturas sexuales más recomendadas para favorecer el embarazo son las que respetan la ley de la gravedad para los espermatozoides

Las posturas sexuales más recomendadas (con dudosa base científica, o sin ella, como se ha visto) para favorecer el embarazo respetan la ley de la gravedad para los espermatozoides. Al igual que el consejo de que la mujer permanezca acostada bocarriba, estas posiciones tienen en común estar a favor de ley de Newton.

Desde luego, es aconsejable que el interés por seguirlas no se convierta, en ningún caso, en un factor negativo, capaz de "neurotizar" las relaciones íntimas.

Algunas de las posiciones más recomendadas, a las que más veces se atribuye la supuesta capacidad de ayudar al embarazo, son las siguientes:

  • El misionero es la postura clásica del hombre acostado sobre la mujer. Sus defensores afirman que se favorece aún más las posibilidades del embarazo si la mujer coloca un cojín bajo su pelvis. Como esto genera un mayor ángulo en su cuerpo, se facilitaría el recorrido del semen hacia las trompas de Falopio.

  • De manos y rodillas: la mujer se apoya sobre las palmas de sus manos, a cuatro patas, y el hombre se coloca detrás, o encima, de ella.

  • De lado: los dos acostados, la mujer da la espalda a su compañero y él la penetra por detrás.

  • El arco: la mujer se acuesta bocarriba con las piernas abiertas, el hombre se coloca frente a ella de rodillas y la cadera de la mujer se ubica sobre las piernas de él. De este modo, el cuerpo de la mujer queda arqueado y con una gran inclinación, que favorecería el tránsito de los espermatozoides hacia la zona de la matriz.

  • Las piernas en los hombros: acostada bocarriba, la mujer coloca sus piernas sobre los hombros de su pareja. De este modo, se obtiene una penetración muy profunda, que reduce la distancia que los espermatozoides deben recorrer hasta las trompas de Falopio.

Desde este punto de vista, se desaconsejan las posiciones en que la mujer esté encima del hombre, tanto acostada, como sentada, de rodillas o de pie. El razonamiento es el mismo: de esta manera, el esperma debería ir en contra de la gravedad para alcanzar el lugar donde se produce su unión con el óvulo.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en