Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Antes del embarazo

Tipos de contenidos: Bebé

Bebé
^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Espermatozoide busca óvulo: tras las proteínas de la fertilidad

La ausencia de ciertas proteínas en el óvulo femenino podría ser una de las causas hasta ahora desconocidas de la infertilidad

Imagen: Wikimedia

Un estudio británico ha permitido a los científicos identificar una proteína que está presente en el óvulo responsable de reconocer a los espermatozoides. Según los expertos, este descubrimiento podría ser clave para solucionar problemas de fertilidad y desarrollar nuevos métodos anticonceptivos. A continuación se ofrecen detalles sobre las proteínas de la fertilidad que posibilitan el encuentro entre óvulos y espermatozoides y otras también implicadas en la fecundación.

Espermatozoide encuentra óvulo

La fertilidad parece ofrecer cada vez menos misterios para la ciencia. Investigadores británicos han identificado la proteína presente en el óvulo que le permite reconocer a los espermatozoides y posibilita la fecundación. El hallazgo sugiere que se podría estar ante una nueva clave para solucionar problemas de fertilidad y desarrollar métodos anticonceptivos.

La proteína de la fertilidad ha sido bautizada como Juno, en honor a la diosa romana del matrimonio y la fertilidad. Quienes la identificaron fueron científicos del Wellcome Trust Sanger Institute, en Cambridge (Reino Unido).

Antes, investigadores japoneses habían descubierto la proteína presente en el espermatozoide, a la que llamaron Izumo, nombre de un santuario nipón dedicado al matrimonio. Desde entonces estaba pendiente la identificación de su complemento en el óvulo.

"Hemos resuelto un problema de larga data en la biología", dice Gavin Wrigth, uno de los directores del trabajo, "al identificar las moléculas diseminadas sobre los espermatozoides y el óvulo y que deben ligarse en el momento en que somos concebidos". El científico añade que sin esta interacción esencial "la concepción simplemente no sucede".

¿Cómo funcionan las proteínas de la fertilidad?

Como explican en un artículo publicado en la revista Nature, los científicos pudieron comprobar que la presencia de la proteína Juno en la superficie del óvulo se reduce muy rápido después de la unión con el espermatozoide y, 40 minutos después, es "virtualmente indetectable". Esto explicaría la razón por la que, una vez fecundado, el óvulo "cierra la puerta" a otros espermatozoides: la unión con más de uno podría ocasionar daños cromosómicos o que el embrión no se desarrollara.

Si bien ya existen métodos de fertilización asistida, como la microinyección espermática, para los cuales esta falta de atracción natural entre óvulo y espermatozoide no es un problema, los expertos opinan que estos hallazgos podrían conducir a nuevos tratamientos "más baratos y menos estresantes". Además, el descubrimiento de estas proteínas podría llevar al desarrollo de nuevos métodos anticonceptivos, ya que bastaría con buscar la manera de inhibirlas para evitar la fecundación.

Otras proteínas implicadas en la fecundación

Otra investigación, publicada en 2012, ya hablaba de la posibilidad de lograr métodos anticonceptivos a través de una molécula que bloquea la fertilidad masculina. En realidad, lo que hace es neutralizar la acción de la proteína BRDT, que está presente en los testículos y es esencial para la fertilidad.

La carencia de otra proteína, por su parte, sería también causa de infertilidad masculina. Esta se llama DEFB126 y, en teoría, debe recubrir a los espermatozoides y funcionar como una suerte de "barrera antigérmenes". De esta manera, los espermatozoides estarían protegidos contra ciertos microbios alojados en el aparato reproductor femenino que podrían inhibirlos. Su falta podría ser motivo de infertilidad en algunos hombres. Cuando se publicó esta conclusión en Science en 2011, uno de los directores de la investigación, Gary Cherr, calificó este hallazgo como "otra pieza en el rompecabezas" de los estudios de fertilidad.

De todos modos, siguen haciendo falta nuevos trabajos científicos que determinen y corroboren el papel exacto de todas estas proteínas en el proceso de la fecundación, a fin de poder aprovecharse en los tratamientos de infertilidad y contracepción.

Lea más sobre antes del embarazo.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto