Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Bebés

Tipos de contenidos: Bebé

^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Cuánto dinero cuesta, de verdad, tener un hijo

El primer año de vida del niño supone para una familia media entre 7.000 y 12.000 euros, como mínimo

Imagen: Photografeus

La mayoría de los españoles tendría 2 o 3 hijos, según el último estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) acerca de opiniones y actitudes sobre la familia (junio 2014). Pero la falta de medios económicos pesa para no tenerlos: es el motivo del 89,5% de los entrevistados. Y es que, con solo pensar en pañales, leche de fórmula, sillita de paseo, guardería... a muchos no les salen las cuentas y, por lo tanto, apenas se tienen 1,34 niños por mujer. Pero ¿es tanto el dinero que hay que invertir como parece? En el siguiente artículo se contabilizan las partidas más importantes que conllevan los primeros años de vida de los hijos.

"El primer hijo no cuesta lo que dicen". Quien lo asegura es conocedora de lo que habla. Se trata de Ana Cía, madre de seis chicos y chicas de entre 27 y 17 años, que con un sueldo en casa sabe junto a su marido cómo sacar adelante a su gran familia sin muchos alardes. ¿Y qué es lo que dicen? Pues que el primer año de vida del bebé supone para sus padres un gran desembolso: alrededor de los 7.000 y 12.000 euros, como mínimo, según los sondeos. "Como es el primer nieto, muchos son regalos. Y si se tienen más hijos, en ropa, sillas, bicis, etc. se amortiza. La leche y los pañales, sí que cuestan, pero el gasto no es exageradamente grande; lo complicado es cuando se juntan tres a la vez", confiesa esta madre, quien también es la presidenta de la Asociación de Familias Numerosas de Navarra.

La primera cifra citada corresponde a los estudios que más se nombran en este sentido, el de la extinta Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios. Hace diez años la Ceaccu publicaba el segundo informe 'Lo que cuesta un hijo' relativo a datos de 2006 y en 2016 los actualizaba. Esa cantidad se acerca, y mucho, a otro efectuado por la Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) en 2012, que calculaba el dispendio con el primogénito en al menos 6.200 euros.

Los 12.000 euros son las cuentas de Baby Planner, una aplicación lanzada este año por BBVA para ayudar a planificar la economía familiar ante el nacimiento del primer hijo. Esta herramienta digital ofrece estimaciones sobre cuánto costará el equipamiento básico (1.500 euros) del nuevo miembro, así como sus gastos mensuales (1.000 euros). Y para ello, recurre a estadísticas propias de los servicios del banco. Otra de ellas, del BBVA Research, apunta que el gasto de las familias que tienen un niño de hasta 3 años es un 10% mayor que el de aquellas que no lo tienen.

Esfuerzo económico de las familias

Pero hacer frente a tales desembolsos, que hasta los 18 años sería entre 115.000 y 350.000 euros por hijo según la Ceaccu, supone muchos esfuerzos. Como recuerda el sociólogo Jesús Hernández Aristu, una familia nuclear (dos personas) con unos 4.000 euros de ingresos destina un tercio de las ganancias a la crianza, cuando en países como Suecia, con políticas a favor de los niños "tan necesarias en España", las familias tan solo dedican un 5-6% de sus ingresos.

Entonces, ¿cuánto cuesta un hijo? ¿Es asumible? "Todo dependerá de los ingresos de la familia, del número de hijos y de la posible debilidad de caer en las redes de la publicidad. Si queremos que vivan en un nivel de casi capricho, será muy costoso", apunta este profesor retirado de Trabajo Social en la Universidad Pública de Navarra. Y es que para tener descendencia también frena "el elevado nivel de presión y exigencia económica frente a lo que habría que dar a los hijos hoy en día". Es un argumento que aparece en las conclusiones de 'Tener hijos, ¿forma parte del proyecto vital de los madrileños?', un estudio de la ONG Acción Familiar y la Universidad Complutense de Madrid de 2017.

"No pasa nada por solo poder ir de camping en vacaciones, ni por no salir a cenar fuera; tampoco por no tener consola o no darles el regalo que pedían por Reyes. Mis hijos han estudiado con becas, y casi todos por FP. Y no han ido a extraescolares más que a fútbol. Y jamás les he dado la paga, prefiero darles dinero cuando lo necesitan", señala Cía. "Lo que queda es la educación en valores como la colaboración, la capacidad de adaptarse y de aceptar que las cosas son así", reconoce desde su propia experiencia.

El dinero que se invierta, por tanto, dependerá bastante de cómo sean los padres de las criaturas y de su estilo de vida, tanto en los primeros años como más adelante, pues existen formas de reducir los gastos que generan hijos. No hay que olvidar tampoco un mayor gasto de calefacción en invierno y de aire acondicionado en verano. A veces celebraciones religiosas, como bautizo, primera comunión o confirmación también hacen romper la hucha. Y la salud de los pequeños también será determinante, por supuesto.

Imagen: yanlev

Gastos de un recién nacido

  • Alimentación

    De primeras, nada más nacer, el bebé reclama leche. Si no se recurre a la lactancia materna, habrá que hacerse con un bote de leche de fórmula (de 9 a 22 euros, según la marca) cada cinco días, además de un par de biberones (4) y tetinas (3).

    A partir de los seis meses, se va introduciendo la alimentación complementaria, pero sin dejar la leche. Los potitos (0,95 euros) de frutas y los tarros de verduras con proteínas se cuentan por uno al día. Los cereales (3,50) para hacer papillas duran unos 10 días.

  • Pañales y otros artículos de higiene

    De media un niño puede gastar entre 6 y 8 pañales al día durante el primer año, es decir, 210 unidades al mes. Y, por lo general, cada uno cuesta unos 0,20 euros, por lo que supone una inversión cercana a los 42 euros mensuales.

    De la mano de los pañales, vienen las toallitas (0,03 euros). La media son dos toallitas en cada cambio. Entonces, en total, el gasto llega a 13 euros mensuales.

    En el apartado de higiene, la industria de la infancia ofrece muchas opciones. La canastilla básica en el comparador online Twenga contiene, además de termómetro (5 euros) y aspirador nasal (10) y sus recambios (5): esponja (2), cepillo y peine (2), colonia (3), cortaúñas (3), jabón (2), champú (2), suero (2), cremas para el cambio de pañal (4) y lociones corporales (5). El chupete (5 euros), si es que utiliza, debe cambiarse cada dos meses (a veces, hasta dar con el idóneo hay que comprar varios).

  • Ropa y calzado

    Los zapatos (18 euros) son lo que más cuesta y apenas usan hasta que empiezan a dar sus primeros pasos, en torno a los 8 meses. Bodis (3), pijamas (7), conjuntos de calle (25) y calcetines o medias (5) servirán para vestirles.

  • Equipamiento en casa y de paseo

    En la habitación del bebé es imprescindible una cuna, no tanto una minicuna o moisés (120). Su importe, en el comparador Idealo.es, no baja de los 85 euros y puede llegar hasta los 1.000 euros, según el material y el diseño. A este indispensable se le añade un colchón (desde 20) y vestirlo con sábanas (25), manta (15), edredón (60) y chichonera (30).

    Varios juguetes (30), un cambiador (25) y una bañera (12) para el baño, una trona (90) para comer en la cocina, una hamaquita (30) para descansar y un parque (45) o manta (15) de juegos en el salón y unos interfonos vigila bebés (50) aumentan, y mucho, la cuenta a veces sin necesidad.

    El dilema se presenta a la hora de elegir el coche de paseo. En la web Comparador de Carritos, hay multitud de marcas y modelos. Entre los más económicos están los de tres piezas, cuyos precios oscilan entre los 500 o 600 euros. La media anda entre los 1.000 y 1.200 euros. La mochila portabebés (10), además, resulta muy cómoda.

    Si se viaja, además de la cuna de viaje (50), la silla de seguridad para el coche es otro must have: el huevito cuesta 50 euros y una sillita del grupo 0+/1 como poco vale unos 80 euros.

  • Farmacia

    Además de la vitamina D y el paracetamol que estrenarán el botiquín infantil, un capítulo aparte, muy costoso, es de las vacunas que no financia la Seguridad Social y que se recoge en el calendario vacunal de la Asociación Española de Pediatría. El miedo a que el pequeño pueda enfermar, o en algunos casos hasta morir, hace que la visita a la farmacia sea muy habitual para hacerse con la dosis en cuestión:

    RotaTeq. Es una vacuna efectiva con el rotavirus, un virus que provoca gastroenteritis aguda. Hay que suministrar 3 dosis por boca durante los primeros 6 meses de vida. El precio de cada una es de 69,50 euros.

    Meningitis B o Bexsero. Esta vacuna consta de cuatro dosis de 106,15 euros cada una: las tres primeras en el primer año (2, 4 y 6 meses) con un refuerzo entre los 12-15 meses de edad.

  • Guardería y canguro

    Tras la baja maternal, ¿qué hacer? La opción más idónea es dejar al niño al cuidado de sus abuelos o algún familiar de confianza. Pero, si no, habrá que llevarlo a una guardería. El importe varía según el tipo de centro: uno público cuesta 175 euros al mes; uno privado, en torno a 400 euros al mes. Una hora en la ludoteca o con una canguro para momentos puntuales se paga sobre los 6-8 euros.

A partir del año, qué rápido crecen...

En la teoría, con un añito los retoños ya pueden comenzar a comer como los mayores, pero en la práctica es complicado. Además de los potitos, seguirán tomando bastante leche y aún no han abandonado los pañales, ni tampoco la guardería. La ropa y el calzado no les dura un asalto.

Con dos años, ya hay cambios importantes. Está la posibilidad de entrar en el aula de dos años de colegios públicos, por lo que el desembolso en educación ya empieza a bajar. Por fin comienzan a dejar el pañal de día y los más avispados, el de noche.

Cuando cumple los 3 ya va oficialmente a la escuela: ir a un centro público, concertado o privado será clave en el gasto. La diferencia entre uno y otro es notable: de cero a más de 1.000 euros al mes. La temida vuelta al cole (400) empezará a hacer mella cada septiembre; y las actividades extraescolares (60 al mes), también. ¿No vale tocar el tambor en el partido de fútbol o ir a la piscina a hacer unos largos?

Disminuyen los gastos alimenticios, en ocasiones costeados por la beca comedor de Administración, pero aparecen otros nuevos típicos de la edad: esos cumpleaños en el burguer (10 por niño), la celebración de la primera comunión (3.000), la paga semanal, el cine con palomitas (10), el primer verano en Irlanda (1.500), las tardes de consola (300), el portátil (300) para hacer los trabajos, la tableta (200) para jugar y el teléfono móvil con datos (150) a los 10 años para no ser un margi social. Y aún queda otra vacuna contra el meningococo B: las dos dosis de Trumenba (cada una 106,15 euros) se ponen desde los 10 hasta los 25 años. Para pensárselo si dejar que se la dé cuando se independice.

Con la edad, sube el dispendio en ropa, calzado e higiene que el adolescente demanda a gritos de ciertas marcas. Y, por si fuera poco, de nuevo vuelve a incrementarse el coste alimenticio, esta vez por mayores ingestas de comida. El viaje fin de curso (500) pone fin a la minoría de edad, pero no a los gastos. Todavía no han pasado los cuatro años en la universidad privada (9.000 por curso), porque no hay plaza en la pública, y, por supuesto, el máster en Estados Unidos (25.000 euros), que aquí mejor no. ¿Y la boda (20.000)? Mejor pagarla, sin duda. La mitad, claro. ¡Qué rápido crecen los... gastos!

Etiquetas:

familia, gastos, hijos


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en