Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Bebés > 6 meses-1 año

Tipos de contenidos: Bebé

Concurso Relatos del buen Camino
Λ

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

¿Por qué no recordamos los primeros años de vida?

La amnesia infantil se debe al alto ritmo de creación de neuronas que experimentamos durante la primera niñez, afirman los científicos

  • Autor: Por CRISTIAN VÁZQUEZ
  • Fecha de publicación: 6 de agosto de 2013
Imagen: U.S. Army

¿Por qué apenas tenemos recuerdos de cuando éramos bebés? La ciencia aún no ha hallado una respuesta certera para explicar por qué los recuerdos de los primeros años de vida no permanecen en nuestra memoria. Pero se han propuesto distintas teorías. Este artículo presenta las conclusiones de una investigación reciente, según la cual la causa de la amnesia infantil es la rápida generación de nuevas neuronas. Además, reseña otras hipótesis que han intentado explicarla y un estudio sobre la fragilidad de los recuerdos de los niños.

¿Por qué no tenemos recuerdos de cuando fuimos bebés?

La amnesia infantil es aún un misterio para la ciencia. El hecho de que de mayores seamos incapaces de recuperar recuerdos de nuestros primeros años de vida resulta incluso paradójico, si se tiene en cuenta la extraordinaria capacidad de aprendizaje del niño durante esa etapa. Sin embargo, un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Toronto (Canadá) parece arrojar algo de luz sobre la cuestión.

Las nuevas neuronas, necesarias para el aprendizaje, son las mismas que limpian la memoria de recuerdos en la infancia

Sheena Josselyn y Paul Frankland, quienes han dirigido la investigación, han hallado indicios de que la explicación es neuronal. En concreto, el origen de la amnesia infantil estaría en la creación de nuevas neuronas en el hipocampo, una región del cerebro. "Los niños exhiben altos niveles de neurogénesis en el hipocampo con la consecuente incapacidad de formar recuerdos duraderos", explican. El descenso del ritmo de generación de nuevas neuronas, además, coincide con el surgimiento de la habilidad de formar recuerdos duraderos a largo plazo.

En las pruebas realizadas con ratones se demostró también lo contrario: cuando la creación de neuronas se ralentiza, el olvido no se produce. La conclusión sería que los altos niveles de creación de neuronas en el hipocampo frenan la capacidad de desarrollar recuerdos perdurables.

La amnesia infantil, según Freud y Piaget

Sigmund Freud fue uno de los primeros científicos en interesarse por la memoria infantil. Afirmó que los recuerdos de los primeros cinco años de vida no se eliminan, sino que quedan "reprimidos" en nuestra mente.

Más tarde, Jean Piaget propuso que la dificultad para acceder a esas memorias radica en el hecho de que fueron guardadas en códigos diferentes, en función del periodo de desarrollo del niño. Para Piaget, hay una primera etapa llamada sensorio-motor (entre el nacimiento y los dos años de edad), luego la etapa preoperacional (entre los dos y los siete años), la de operaciones concretas (entre los 7 y los 12 años) y la de operaciones formales (de 12 a 17 años). Por eso, según esta teoría, del primer periodo no se conserva ningún recuerdo, del segundo unos pocos. Después, la memoria crece a medida que se avanza en el tiempo.

La memoria del niño se refleja en su habla

No obstante, la explicación más aceptada hasta ahora está relacionada con el desarrollo del lenguaje en los bebés. Los científicos han llevado a cabo varios experimentos con un mismo patrón: preguntar a niños por acontecimientos de su vida ocurridos seis meses o un año atrás. En ese lapso, los pequeños habían adquirido nuevas competencias lingüísticas. Sin embargo, al narrar sus recuerdos, lo hacen empleando las mismas herramientas verbales con las que contaban en el momento de vivir esas experiencias.

Imagen: Andrew Malone

El artículo que describía tales experimentos fue publicado en 2002 por científicos de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda). La conclusión a la que llegaron es que el desarrollo del lenguaje desempeña un papel fundamental en la amnesia infantil. Según este principio, cada persona olvidaría todo lo que no hubiera sido capaz de narrar en el momento de vivirlo.

La fragilidad de los recuerdos de los niños

A los cuatro años los niños aún conservan recuerdos de cuando tenían 18 meses de vida, pero después los olvidan

Una investigación difundida en 2011 ratificaba lo frágiles y volátiles que resultan los recuerdos de los primeros años de vida. El trabajo -dirigido por Carole Peterson, especialista de la Universidad Memorial de Terranova- consistió en consultar a 140 niños de entre 4 y 13 años acerca de tres recuerdos de las experiencias más tempranas que pudieran recordar. Dos años más tarde la científica se reencontró con esos menores para hacerles la misma pregunta.

En la primera consulta, los más pequeños podían recordar cosas muy antiguas, incluso de cuando tenían apenas 18 meses de edad. La veracidad de estos recuerdos fue comprobada luego a través de sus padres.

En la entrevista de dos años después, en cambio, la mayoría no solo mencionaba hechos distintos, sino que, además, cuando se les describían los hechos que ellos mismos habían narrado en el primer encuentro negaban que eso les hubiese pasado.

En el caso de los más grandes, de entre 10 y 13 años en el momento de la primera entrevista, los recuerdos que contaban tampoco eran los mismos. Y esto se debía a que, a los 10 años, la amnesia infantil ya ha actuado y las memorias de los primeros años se han perdido.

Si bien hacen falta más investigaciones que corroboren los resultados, el descubrimiento de la relación entre la creación de nuevas neuronas en el hipocampo y la pérdida de memoria -no solo en humanos sino también en otras especies- parece acercar a una explicación definitiva acerca del misterio de la amnesia infantil.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto