Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Embarazo > Segundo trimestre

Tipos de contenidos: Bebé

^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Conducir embarazada

Conducir embarazada exige tomar ciertas precauciones específicas, sobre todo, al comienzo y al final de la gestación

Imagen: b a r t

Conducir es una actividad habitual para gran parte de las mujeres embarazadas y, en principio, no entraña ningún riesgo adicional al de cualquier otro conductor al volante. Sin embargo, por las condiciones particulares de su estado, las gestantes deben tomar ciertas precauciones para que la conducción no sea molesta y para evitar posibles daños adicionales en caso de accidente cuando circulan. Desde 2006, y a propuesta del Ministerio de Sanidad, el uso del cinturón de seguridad es obligatorio para las gestantes. En este artículo, recogemos la normativa vigente y las recomendaciones profesionales sobre el tema.

Durante el primer trimestre

En el primer trimestre del embarazo, aunque no existen modificaciones extremas en el cuerpo de la gestante, es necesario prestar atención durante la conducción a "los síntomas de esa etapa del embarazo, como los trastornos del sueño, las náuseas y vómitos o el cansancio". Así lo señala Juan Betancor, ginecólogo y obstetra del Centro Clínico Betanzos. Estas situaciones pueden desviar la atención durante la conducción y elevar el riesgo de posibles siniestros.

Por otra parte, el primer trimestre es la etapa con mayor riesgo de aborto y, por tanto, es aconsejable intentar evitar durante este periodo circular por carreteras o terrenos demasiado irregulares, así como realizar maniobras bruscas al volante que puedan resultar agresivas para el embarazo.

Segundo y tercer trimestre

Durante las siguientes etapas del embarazo, es preciso atender a los cambios en el volumen del abdomen de la mujer embarazada, que pueden provocar dificultades en la conducción. Para disminuir los riesgos en este periodo, los especialistas aconsejan, entre otras pautas, incrementar la distancia entre el asiento de la conductora y el volante a medida que avanza el embarazo y elevar este, si es ajustable, a una posición más alta que el abdomen.

Esta medida de seguridad está destinada a proteger al bebé y a la madre de una posible lesión por la presión del volante sobre el abdomen en caso de siniestro. Es recomendable también para evitar que el airbag que se sitúa en el volante no se despliegue directamente sobre el vientre materno.

Cinturón de seguridad

Hasta el año 2006, el Reglamento de Circulación eximía a las mujeres embarazas del uso del cinturón de seguridad si disponían de un certificado médico en el que constara su situación. Sin embargo, a partir de ese año, tras la modificación del Reglamento y a petición del Ministerio de Sanidad, las embarazadas están obligadas a viajar siempre con el cinturón de seguridad puesto, ya que está constatado que el riesgo para el feto es más elevado si no se utiliza este sistema de seguridad que si se hace.

Distintas investigaciones y estudios han demostrado la mayor incidencia de lesiones del feto e interrupciones del embarazo ante un siniestro de circulación cuando la madre no utiliza el cinturón de seguridad. Por otra parte, las gestantes que no usan este sistema de seguridad se exponen a lesiones en un accidente, como desprendimiento de placenta, ruptura del útero o hemorragia transplacentaria.

Pero además de utilizarlo, las mujeres gestantes deben colocar el cinturón de seguridad del modo más adecuado a su estado. El informe 'Embarazo y cinturón', del Real Automóvil Club de España (RACE), señala algunas de las pautas recomendables para que su uso sea lo más eficaz posible durante el embarazo:

  • Colocar la banda inferior del cinturón lo más baja posible y ceñida a la pelvis, nunca sobre el estómago ni el vientre.
  • La banda diagonal debe situarse entre los dos senos y sobre el esternón, hay que evitar que quede solo en un lateral. Su parte inferior se coloca alrededor del vientre, no por encima.
  • La cinta del cinturón no debe quedar holgada.
  • Algunos sistemas permiten que el cinturón colocado bajo el vientre no se desplace durante los trayectos en automóvil sin mermar la eficacia del cinturón.

Tres consejos para viajar en coche

  1. Viajes largos: deben evitarse tanto durante el primer trimestre como en las últimas semanas, que son las de mayor riesgo. Es conveniente hacer un descanso cada dos horas para pasear y activar la circulación sanguínea.
  2. Posición de la conductora: cuando la embarazada conduce, es recomendable que modifique la posición del asiento para mantener una distancia mínima de 20 a 25 centímetros entre el volante y el abdomen y aumentar la separación del airbag frontal.
  3. En caso de accidente: aunque carezca de secuelas visibles o aparentes tras la primera impresión, es preciso informar del siniestro al especialista para comprobar que no hay daño interno.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto