Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Embarazo > Síntomas

Tipos de contenidos: Bebé

^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Aparatos para escuchar al bebé durante el embarazo

Estos dispositivos permiten a los progenitores controlar la salud y frecuencia cardiaca del feto durante la gestación

Imagen: Nina Matthews

"El galope de un caballo". Esta expresión es utilizada por muchas madres y padres para definir el sonido del latido de su bebé durante el embarazo. Una señal tranquilizadora que indica que la gestación se desarrolla de forma satisfactoria, y que algunos aparatos permiten controlar desde el hogar. En este artículo se explica la utilidad de escuchar el latido fetal, cómo son los aparatos de ultrasonidos que pueden emplear los progenitores en casa y seis consejos que hay que tener en cuenta a la hora de usarlos.

Escuchar el latido fetal durante el embarazo

Escuchar el latido fetal para comprobar el bienestar del bebé dentro del vientre de la madre es un método de diagnóstico que se practica desde principios del siglo XIX. Desde entonces, la técnica ha avanzado a pasos agigantados. Si en un principio los especialistas tan solo disponían de un método tan sencillo y rudimentario como colocar la oreja en el abdomen de la embarazada, hoy en día cuentan con la tecnología más avanzada para detectar de forma clara y detallada el ritmo cardiaco del pequeño.

Los ultrasonidos son una técnica segura, no invasiva, para escuchar los latidos del bebé durante el embarazo

Gracias a los métodos de detección de ultrasonidos, "una técnica segura, no invasiva y precisa", tal como lo corrobora la Sociedad Española de UltraSonidos (SEUS), los futuros padres pueden escuchar por primera vez el latido de su hijo en la consulta del especialista a partir de las cinco semanas de gestación. Además, hasta que se cumplan alrededor de las 24 semanas de embarazo, este será el único modo de detectar la frecuencia cardiaca del niño.

Aparatos para escuchar al bebé durante el embarazo en casa

Los precisos instrumentos del ginecólogo son los que permiten a los progenitores oír ese primer latido del corazón de su bebé a las cinco o seis semanas. Sin embargo, a partir de la semana número 12 de embarazo, los padres tienen otras opciones para escuchar latir el pequeño corazón de su hijo, sin necesidad de moverse de casa. Es tan fácil como adquirir un detector fetal portátil, un instrumento que permite captar el latido fetal por medio de ultrasonidos de una forma sencilla y manejable.

La mayoría de los aparatos para escuchar al bebé durante el embarazo permiten grabar sus latidos y descargarlos en el ordenador

El detector fetal portátil es un dispositivo de mano, similar al que se utiliza en la consulta ginecológica, al que se acoplan unos auriculares. Solo hay que deslizar el dispositivo por la zona adecuada del vientre (puede ayudarse con un gel o aceite) y colocar los auriculares en sus oídos, para poder escuchar el latido del bebé.

Existen varios modelos en el mercado, y su coste oscila entre 30 y 100 euros, en función de los accesorios o funciones que incorpore. La mayoría de los detectores dejan grabar los latidos del niño y descargarlos después en el ordenador. Otros tienen la opción de escuchar los sonidos también a través de un altavoz. Y los más sofisticados calculan de forma automática las pulsaciones del pequeño.

Seis consejos para usar un detector de latidos del bebé en embarazadas

Imagen: 40weeks_ua

Para escuchar los latidos del bebé en casa no basta con tener un detector fetal doméstico; es preciso, también, cierta pericia y saber utilizarlo de manera correcta. Estos son los principales consejos de los especialistas:

1. Es necesrio práctica y entrenamiento para distinguir y encontrar bien el sonido que proviene del latido del bebé. Los expertos recomiendan elegir un momento de tranquilidad en el que la madre esté relajada y, si es posible, recostada sobre su lado izquierdo.

2. Algunos padres se alarman de forma innecesaria cuando no pueden oír al pequeño. En algunos casos es porque insisten en querer escuchar el latido antes de las 12 semanas (algo difícil con estos dispositivos) o porque no están buscando en la zona correcta. Es conveniente mantener la calma y, en caso de duda, acudir al especialista.

3. Hasta el tercer trimestre de gestación hay que buscar el latido del bebé en la parte más baja del vientre, en una línea media entre el ombligo y el pubis. A partir de la semana 24, es aconsejable palpar el vientre hasta dar con la zona más plana y dura (la espalda del niño) y buscar el latido en esa área.

4. Los padres deben aprender a distinguir el latido del bebé del de su madre, ya que a veces se pueden confundir. El latido fetal es más rápido, pues tiene unos 140 latidos por minuto de media (en un rango que va desde los 120 a los 160), tal como señala la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). El de la madre tiene un promedio más lento, de unos 80 latidos por minuto.

5. Para verificar que la frecuencia cardiaca fetal es correcta, los padres deberán controlar el latido del bebé al menos durante 60 segundos. No es sencillo. Por eso, se recomienda no alarmarse en exceso ante una leve variación en el latido, aunque sí estar atentos si se producen anomalías significativas, sobre todo en los embarazos de riesgo.

6. Antes de adquirir un detector de latido fetal, es importante asegurarse de que incluye instrucciones claras sobre su uso y que cumple las normativas vigentes, en cuanto a calidad y seguridad.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto