Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Embarazo > Síntomas

Tipos de contenidos: Bebé

^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Segundo embarazo: cinco diferencias de peso con el primero

El segundo embarazo se nota antes y suele ser más molesto para la mujer, pero el parto resulta más fácil

Imagen: Jessica Ellis

¿Son iguales el primer y el segundo embarazo? Aunque cada gestación es única, es frecuente que tanto el embarazo como el parto de las mujeres con experiencia previa en la maternidad sea distinta en algunos aspectos. En este artículo se detallan cinco diferencias llamativas de la segunda gestación con respecto a la primera: se nota antes y es más molesta, menor peso de la madre -y más peso del bebé-, el parto resulta más fácil y no es tan frecuente sufrir la depresión posparto.

1. ¿El segundo embarazo se nota antes?

¿Será el bebé más grande? ¿Estaré engordando durante este segundo embarazo? Muchas futuras madres se hacen estas preguntas cuando perciben que su gestación, que con su primer hijo apenas se comenzó a notar hasta llegado el cuarto o quinto mes, ahora es más que evidente pasadas tan solo las primeras doce semanas de embarazo.

El segundo embarazo se nota antes porque los músculos abdominales están más distendidos y se adaptan más rápido al crecimiento del bebé

Sin embargo, ni el tamaño del niño ni el peso de la madre tienen relación alguna con el crecimiento precoz de la barriga en la segunda gestación. La razón por la que este estado se nota antes con el segundo -o tercer- hijo es sencilla. "Los músculos abdominales están más distendidos después del primer embarazo y se adaptan más rápido al crecimiento del nuevo bebé", explica el ginecólogo Ignacio Romero. Esto no significa que la tripa crezca más, pero sí que adopta su forma mucho antes que en la primera gestación. "Está adaptada; es como un globo, que es más fácil de inflar la segunda vez", compara Romero.

2. Segundo embarazo: ¿la mujer gana menos peso?

A pesar de que la barriga crece antes con el segundo embarazo, esto no significa que la mujer engordará más en esta gestación que en la primera. De hecho, las recientes multíparas tienen un incremento de peso menor que las madres primerizas, concluye una investigación llevada a cabo por especialistas de la Universidad de Cornell (Estados Unidos). Según este estudio, en el que participaron cerca de 3.000 mujeres, las primíparas pueden alcanzar un peso máximo hasta 2,4 kilos superior al de las multíparas.

¿Y qué ocurre con el peso del bebé? A pesar de que la madre engorda menos en el segundo embarazo, esto no afecta al tamaño del pequeño. Por el contrario, es habitual que el segundo hijo tenga un peso al nacer mayor que su hermano primogénito.

3. ¿Será mi segundo embarazo más molesto?

Mientras que tres de cada cuatro primerizas expresan sentirse muy bien en la gestación, tan solo el 40% de las multíparas opina lo mismo

"Las mujeres que se enfrentan a una segunda gestación suelen encontrarse más fatigadas y cansadas durante el embarazo", concluye una extensa investigación publicada en la revista científica 'Journal of Obstetric, Gynecologic and Neonatal Nursing'. En concreto, mientras que casi tres de cada cuatro primíparas expresa sentirse muy bien en la gestación, tan solo el 40% de las multíparas opina lo mismo.

La razón de este mayor malestar no está asociada en absoluto al embarazo en sí. "Se debe, sobre todo, a que el hijo ya nacido demanda con probabilidad atención y exige mayor dedicación a la madre", apunta la socióloga Kathleen Norr, conductora de este estudio. La gestante experta tiene de ese modo menos tiempo para descansar y relajarse cada día que la que aún no se ha estrenado como madre.

4. ¿El segundo parto es más fácil?

Imagen: Mothering Touch

Sin embargo, cuando llega la hora del nacimiento, las madres con experiencia cuentan con una clara ventaja sobre las primerizas. Las multíparas "dilatan más rápido, tienen menos complicaciones y hacen un menor uso de la analgesia y epidural", añade Norr. Esto se traduce en un parto más corto, una media de cinco horas menos, pero también supone mayor probabilidad de parto espontáneo (un 30% más), menor pérdida de sangre y menos prácticas de episiotomía. Con estas conclusiones también coincide la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.

No obstante, la experiencia subjetiva del parto no tiene por qué ser peor para las primerizas. Y es que, aunque el nacimiento del bebé sea más laborioso para ellas, es más frecuente que cuenten con el apoyo de su pareja durante el mismo, mientras que una de cada tres multíparas se tiene que enfrentar sola a esta situación.

5. ¿Menos depresión posparto?

La experiencia es un grado. Por eso, después del parto, las mujeres que ya han sido madres con anterioridad padecen menos las consecuencias psicológicas del periodo posparto. Las multíparas sufren menos estrés y menos preocupación por cómo se desenvolverán en su papel como madre, evidencia un estudio con más de 800 mujeres llevado a cabo por investigadores del Hospital Universitario Kaohsiung (China).

No obstante, la experiencia de la maternidad por segunda vez no resulta siempre tan "idílica" como la primera. Con el primer bebé, la madre tiene todo su tiempo para dedicárselo a él, pero con el segundo, "el tiempo siempre será compartido", advierten estos científicos.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto