Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Lactancia

Tipos de contenidos: Bebé

^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Lactancia materna: cinco beneficios para la madre

Las mujeres que amamantan a sus hijos se recuperan antes del parto y tienen menor riesgo de padecer enfermedades como el cáncer de mama o la diabetes

Imagen: hugabub

La lactancia materna reporta numerosos beneficios a los bebés, pero también la mujer obtiene ventajas con esta práctica natural. A continuación se detallan cinco beneficios que adquiere la madre al dar el pecho a su hijo: desde adelgazar tras el parto, hasta reducir el riesgo de padecer cáncer de mama, prevenir la aparición de diabetes o disminuir el gasto del presupuesto familiar.

1. La lactancia materna, mejor para recuperarse del parto

Sangrado, entuertos y otras molestias. Los primeros días después del parto pueden ser muy incómodos para muchas mujeres. Pero si la madre opta por amamantar a su hijo, es probable que se reduzcan estos inconvenientes y su recuperación sea más rápida.

La oxitocina liberada durante la lactancia materna favorece la contracción natural del útero para que adquiera de nuevo su tamaño normal. Además, es uno de los factores que ayuda a reducir los loquios, las pequeñas pérdidas sanguinolentas que experimenta la mujer después del parto.

2. La lactancia materna ayuda a adelgazar

Adelgazar tras el parto es uno de los objetivos prioritarios de muchas madres, y dar el pecho a sus bebés es una de las formas más sencillas para conseguirlo.

La lactancia -combinada con ejercicio y una dieta saludable- ayuda a eliminar el peso retenido, ya que buena parte son reservas energéticas que el cuerpo femenino almacena durante la gestación para facilitar la posterior producción de la leche materna, señala la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.

La lactancia materna ayuda a adelgazar tras el parto

Aun así, no hay que esperar milagros. La pérdida de peso con la lactancia no es inmediata, es un proceso paulatino. Un estudio recogido en la Biblioteca de Salud Reproductiva de la Organización Mundial de la Salud especifica que la mayor pérdida de peso se experimenta entre los cuatro y seis meses de lactancia.

Por otra parte, una investigación conjunta, llevada a cabo por especialistas de la Universidad de Goteborg (Suecia) y la Universidad de Cornell (Estados Unidos), concluye que las madres que incrementan su peso alrededor de 12 kilos en el embarazo consiguen volver a su peso anterior, si mantienen la lactancia exclusiva durante seis meses.

3. La lactancia protege contra el cáncer

La evidencia científica demuestra el efecto protector de amamantar al bebé sobre algunos tipos de cáncer, como el de pecho o el de ovario.

Un análisis de 9.000 estudios sobre el impacto de la lactancia en la salud del niño y la madre, realizado por la Agencia Estadounidense para la Calidad y la Investigación en Salud, detalla que la lactancia materna ayuda a prevenir el cáncer de mama. El riesgo de padecer esta enfermedad se reduce en un 4,3% por cada año de lactancia.

La probabilidad de sufrir un cáncer de ovario también disminuye en las mujeres lactantes. La lactancia materna mantenida de forma ininterrumpida al menos durante un año rebaja un 28% las posibilidades de tener esta enfermedad.

4. La lactancia previene la diabetes

La obesidad, la ingesta excesiva de calorías y la inactividad física son algunos de los factores de riesgo para la aparición de la diabetes, una enfermedad que pronto afectará a 300 millones de personas, según la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.

La lactancia materna reduce el riesgo de padecer diabetes

Sin embargo, este peligro se puede reducir si se opta por alimentar a los hijos con la leche materna durante un periodo prolongado. Una reciente investigación realizada entre más de 2.200 mujeres concluye que el riesgo de padecer diabetes crece, si la madre amamanta a su hijo por un periodo inferior a un mes; disminuye, si prolonga la lactancia más allá de este tiempo.

5. La leche materna es más económica que la lactancia artificial

Imagen: Maja

Dar el pecho no solo resulta saludable para el bebé y la madre, también es la opción más barata para la economía familiar.

Amamantar tiene un coste cero, mientras que la alimentación artificial del pequeño supone un gasto de al menos una lata de leche semanal (entre 11 y 25 euros, en función del tipo de leche). A este desembolso hay que sumarle el importe de los biberones (mínimo dos), las tetinas, el esterilizador e, incluso, el agua mineral (si se elige esta opción).

Por otra parte, gracias a los efectos beneficiosos de la lactancia sobre la salud de los bebés, las familias reducen también los gastos derivados de atender las enfermedades de los pequeños. Una investigación realizada por especialistas de la Universidad de Arizona (Estados Unidos) calcula que el coste en concepto de enfermedades de un niño no amamantado durante su primer año de vida puede ser de entre 250 y 360 euros.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto