Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Lactancia

Tipos de contenidos: Bebé

^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Beneficios de la lactancia materna en los bebés prematuros

La lactancia materna reduce de modo considerable los riesgos de septicemia y enterocolitis necrosante, las dos enfermedades más frecuentes en los niños prematuros

Imagen: Wavebreakmedia

La lactancia materna es el mejor alimento para los bebés, incluidos los niños prematuros. Sin embargo, los cuidados que estos recién nacidos necesitan muchas veces hace que no puedan ser alimentados de esta forma. Pero los beneficios que la leche materna tiene para su salud, tanto a corto como a largo plazo, son tantos, que los expertos recomiendan hacer todo lo posible para que estos niños la puedan tomar. Este artículo ofrece detalles sobre la lactancia materna y los bebés prematuros, los beneficios, hasta económicos, de este tipo de alimentación y las particularidades de la leche materna de las madres que han dado a luz antes de término.

La leche materna, el mejor alimento también para los bebés prematuros

La leche materna es el mejor alimento que existe para los bebés. Por eso, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación Española de Pediatría (AEP) y demás organismos especializados recomiendan que sea el alimento exclusivo de los niños hasta sus seis meses de vida y que luego se procure mantener, combinada con otros productos, hasta que hagan un año. Pero estos preceptos no siempre se pueden cumplir.

Una de las situaciones que más a menudo lo impide es el nacimiento prematuro. Sin embargo, se debe hacer todo lo posible para que también los bebés nacidos pretérmino sean alimentados de esta forma.

"El mejor alimento para los niños prematuros es la leche materna", destaca la 'Guía práctica para padres. Desde el nacimiento hasta los 3 años', editada por la AEP. El documento señala que, en el caso de pequeños que al principio no pueden mamar, lo recomendable es que la madre se extraiga leche, la cual luego se da al hijo a través de una sonda que va hasta su estómago.

Alimentar siempre que sea posible al recién nacido prematuro a través de lactancia materna es también uno de los fundamentos del llamado Método Madre Canguro (MMC). Este sistema de cuidados para niños prematuros (o de bajo peso al nacer) desarrollado por médicos colombianos a fines de la década de 1970 ha tenido mucha aceptación, dado que "naturaliza" la relación entre la madre y su hijo en esos primeros días. Los otros pilares sobre los cuales se basa esta técnica son una salida temprana de las unidades de cuidado neonatal y el contacto piel con piel entre el pecho de la madre y el niño.

Los beneficios de la leche materna para los bebés prematuros

Distintas investigaciones científicas han hallado numerosos beneficios específicos de la lactancia materna en la salud de los bebés prematuros, que representan el 7% del total de nacimientos en España, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Entre ellos está que la leche de la madre reduce la cantidad de días en que los pequeños necesitan alimentación parenteral (es decir, por vía intravenosa), el riesgo de septicemia y los índices de intervenciones quirúrgicas y de mortalidad.

Además de la septicemia, la enfermedad más común en los bebés prematuros es la enterocolitis necrosante. Según los protocolos de la AEP, afecta a alrededor del 7% de los niños nacidos antes de término o con muy bajo peso al nacer. Sin embargo, un estudio de 2010 determinó que, entre los pequeños alimentados con lactancia materna exclusiva, la incidencia de esta enfermedad fue un 77% menor que en el caso de los alimentados con leche de fórmula (incluso combinada con leche materna).

Los expertos explican que una reducción en los índices de enterocolitis necrosante no solo redunda en una más baja mortalidad infantil, sino también en menos problemas del crecimiento a largo plazo y del desarrollo neurológico.

Beneficios también económicos

Una investigación reciente indicó que los beneficios de la lactancia materna en estos casos no alcanzan solo a los niños y sus familias, sino también a las arcas del Estado. El trabajo -presentado en ocasión de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2016 celebrada a primeros de agosto- señala que esta forma de alimentación permitiría al sistema de salud ahorrar unos 29 millones de euros, a razón de unos 1.000 euros por cada bebé. Dos tercios de esa cantidad corresponderían, según los científicos, al dinero que representa su estancia en la unidad de neonatos, mientras que la parte restante, a los problemas de largo plazo que esos niños dejarían de padecer.

Se debe tener en cuenta además que, en comparación con otras medidas relacionadas con las unidades de cuidados neonatales, las intervenciones para mejorar los índices de lactancia materna son "relativamente simples y de bajo coste", tal como explica una revisión de estudios publicada por la revista especializada Journal of Pediatric and Neonatal Individualized Medicine. Por ello, y dados los "potentes beneficios" de la leche materna, los expertos enfatizan que "todos los bebés nacidos pretérmino" deberían ser alimentados de esta manera.

Las propiedades únicas de la leche de madres de niños prematuros

La leche que una madre produce varía según las necesidades que su hijo tiene de acuerdo a su edad. Y esto también cuenta en el caso de los niños prematuros. La leche humana de mujeres con partos prematuros tiene más proteínas y niveles más altos de muchas moléculas bioactivas, en comparación con la leche de mujeres que han dado a luz en término. Este es otro factor de vital importancia en el momento de promover la posibilidad de que las madres puedan amamantar a sus hijos prematuros.

En este sentido, un estudio realizado en Estados Unidos y publicado en 2014 señalaba los desafíos que representa la posibilidad de alimentar a los prematuros con leche materna de otras madres y no de la propia, en el caso de que esta última se vea imposibilitada de hacerlo. Entre las dificultades se encuentran la necesidad de pasteurizar la leche provista por madres donantes y la de suplir sus deficiencias nutricionales y bioquímicas, además del reto de contar con las cantidades suficientes para todos los niños que la necesiten.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto