Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Niños

Tipos de contenidos: Bebé

Escuela de alimentación
^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Cuatro planes con niños en primavera

La llegada del buen tiempo permite organizar actividades al aire libre en contacto con la naturaleza para alejar a los pequeños del ocio sedentario

Imagen: cmeaux

Es primavera y se acabó la hibernación. Es tiempo para que los niños abandonen el sofá, la consola y la televisión y disfruten de las oportunidades de ocio que les ofrece la naturaleza. Respirar aire puro, admirar un paisaje espectacular y conocer el patrimonio histórico y cultural que les rodea es la alternativa más saludable y divertida que los padres pueden ofrecer a sus hijos con la llegada del buen clima. En este artículo se detallan cuatro propuestas para que los niños se beneficien de las ventajas del contacto con el medio natural: visitar una granja escuela, rutas por los Parques Naturales, un paseo por los parques urbanos y un recorrido por los pueblos con encanto.

Niños y naturaleza: todo son ventajas

Hace frío, llueve o corre mucho viento. Las inclemencias temporales asociadas a la estación invernal son la excusa perfecta para que muchos niños permanezcan horas y horas encerrados entre las cuatro paredes de su hogar y se enganchen a la televisión, las consolas, los teléfonos móviles y otras fuentes de entretenimiento basadas en la tecnología. La llegada de la primavera y el buen clima es la mejor ocasión para compensar el tiempo que los pequeños están en espacios cerrados y permitirles disfrutar del aire libre y la naturaleza, una alternativa de ocio que les reporta innumerables beneficios.

El contacto con la naturaleza tiene un impacto positivo en el desarrollo emocional, social e incluso cognitivo del niño

Y es que el contacto con la naturaleza no beneficia solo al bienestar físico de los niños, tiene un impacto positivo también en su desarrollo emocional, social e incluso cognitivo, tal como ha demostrado en fechas recientes un estudio realizado en España entre casi 2.600 menores de entre 7 y 10 años. Los especialistas del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) han probado la asociación entre la maduración cognitiva y la exposición a los espacios verdes en la población infantil y la relacionan con "un aumento del 5% en la memoria de trabajo y una reducción del 1% en la falta de atención".

Cuatro planes al aire libre

1. Visita a una granja escuela. Ordeñar una vaca, sembrar verduras, hacer un queso o un yogur o dar un paseo en burro son algunas de las actividades para niños que se ofrecen en las granjas escuelas o casas de agroturismo para acercar a los pequeños a la vida rural y enseñarles a desenvolverse en el medio natural. Muchos de estos centros cuentan con programas familiares para que padres e hijos puedan disfrutar juntos de una jornada al aire libre en un entorno diferente al habitual. En la Guía del Ocio se pueden buscar los centros de este tipo disponibles en cada provincia.

2. Rutas por los Parques Naturales. 137 Parques Naturales y 14 Parques Nacionales integran una extensa red de paraísos al aire libre en España en los que las familias pueden escaparse por unas horas del ritmo caótico y trepidante de las ciudades. En estos espacios protegidos los niños tendrán la oportunidad de conocer la variedad de la flora y fauna de nuestro país. También podrán participar en las actividades educativas y de ocio sobre la conservación y cuidado de la naturaleza que organizan los centros de interpretación con los que cuentan la mayoría de estos parques. La guía practica de Parques Naturales, Parques Nacionales y Reservas de la Biosfera de EROSKI CONSUMER recoge una completa información sobre estos espacios con los servicios, infraestructuras y valores naturales y culturales de los que disponen.

Los parques que se integran en el perímetro urbano de muchas ciudades de nuestro país son también una alternativa válida para alejar a los pequeños del ocio sedentario

3. Un paseo por los parques urbanos. A veces no hace falta recorrer muchos kilómetros para disfrutar de un entorno natural con los más pequeños. Los parques que se integran en el perímetro urbano de muchas ciudades de nuestro país son también una alternativa válida para alejar a los niños del ocio sedentario. Estos parques suelen estar preparados para realizar rutas a pie o en bicicleta e incluso cuentan con zonas para practicar otros deportes. En muchos casos dentro de ellos se encuentran también monumentos o construcciones que forman parte del patrimonio histórico de la ciudad, de modo que los menores, además de estar en contacto con la naturaleza, pueden ampliar los conocimientos culturales de su entorno más cercano. Eso puede ser posible si conocen alguno de los espacios que propone el artículo '14 parques urbanos de España que deberías visitar'.

4. Un recorrido por los pueblos con encanto. Para alejarse de la ciudad e internarse en un ambiente más rural con los niños son de obligada visita las pequeñas aldeas y pueblos llenos de encanto y cargados de historia que abundan en todos los puntos de la geografía española. Los pequeños se entusiasmarán con un simple paseo por los callejones de estas poblaciones o la visita a las murallas y edificaciones medievales que forman parte del patrimonio artístico y cultural de muchas de ellas. En Internet se pueden hallar numerosas propuestas de poblaciones de obligada visita, como las que forman parte de la Asociación Los Pueblos Más Bonitos de España, un listado de pueblos declarados conjuntos histórico-artísticos o una relación de 25 pueblos medievales en los que perderse con los niños.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en