Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Niños

Tipos de contenidos: Bebé

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Hermanos mayores: ¿demasiada responsabilidad?

El hermano mayor puede ayudar y colaborar en el cuidado del pequeño, pero la responsabilidad siempre debe ser de los padres

Imagen: Shauna Hawkins

Ser el primer hijo de la familia es un honor y tiene ciertos privilegios mientras se es el único. Pero, cuando llega un nuevo bebé, el todavía niño pequeño cambia de categoría y pasa a convertirse en el "hermano mayor", el responsable. En este artículo se explica el nuevo rol que adquieren los primogénitos con la llegada de un hermano, cómo en ocasiones se les exige una responsabilidad que no es apropiada para su edad y cuáles son las actitudes responsables que les corresponden en función de su madurez.

El rol del hermano mayor

La llegada de un segundo hijo implica numerosos cambios para la pareja y la dinámica familiar, pero mientras los padres mantienen su papel como progenitores, el primer hijo adquiere un nuevo y significativo rol, el de "hermano mayor". Adaptarse a esta nueva categoría no es fácil. Después de haber disfrutado durante un tiempo de toda la atención, dedicación y amor de sus padres para él solo, de repente tiene que compartirlo con un bebé y convertirse en cuestión de días en un "niño mayor".

Mientras los padres mantienen su papel, el primer hijo adquiere un nuevo y significativo rol, el de hermano mayor

Esta pérdida de exclusividad da lugar a nuevos sentimientos, señalan en la 'Guía práctica para padres. Desde el nacimiento hasta los 3 años' de la Asociación Española de Pediatría (AEP) las especialistas Dolores García y Mª del Carmen Mendoza. Pueden aparecer alteraciones del comportamiento que se consideran normales, como celos, cambios de humor o una etapa regresiva. Que este cambio en la estructura familiar se realice sin grandes traumas "depende de los padres y de su entorno". El hermano mayor necesitará más atención "para disminuir en lo posible la sensación de desplazado", apuntan estas pediatras, que aconsejan intentar "mantener en la medida de lo posible las rutinas que se seguían antes del nacimiento del bebé".

El hermano responsable

Imagen: creatista

El "príncipe o la princesa destronada" debe adaptarse no solo a esta pérdida del monopolio de sus padres, sino también a la nueva responsabilidad que adquiere respecto a su hermano pequeño. Por una parte, se convierte en un modelo de conducta para el recién llegado y, por otra, en una figura encargada en parte de su protección y cuidado. Fomentar esta responsabilidad desde pequeño es beneficioso, pues, tal como reconoce la pedagoga Maite Vallet, autora de 'Educar a niños y niñas de 0 a 6 años' (Wolters Kluwer, 2011), "el ser humano empieza a responsabilizarse, o a no hacerlo, desde la primera etapa de su vida", pero siempre que se adecúe a la edad y madurez del pequeño.

Y es que, como en todo, los excesos no son buenos. Expresiones como "vigila a tu hermano un momento" o "cuida de que el bebé no se caiga" dirigidas a un hijo de corta edad, le otorgan una responsabilidad para la que no está preparado. Ser responsable implica asumir las consecuencias y responder de los propios actos, de modo que si al hermano mayor se le responsabiliza de una tarea para la que no está capacitado y no la cumple, le creará una culpabilidad que no le corresponde a él, sino a sus padres. "El hijo mayor no es el responsable de su hermano pequeño", afirma Vallet, pues, de hecho, "responsabilizar al mayor de su hermano pequeño aumenta los celos y no les ayuda a ser autónomos a ninguno de los dos".

Responsabilidad en función de la edad

La responsabilidad no es algo que se adquiere de un día para otro; es un proceso paulatino y "hay que ir adecuándola a la edad y a la capacidad del niño". Así lo recoge la guía 'Cómo fomentar la autonomía y responsabilidad en nuestros hijos e hijas' de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA). Los padres juegan un papel esencial en este sentido. Para que un pequeño aprenda a ser responsable, "los padres deben guiarles, orientarles, apoyarles y hacerles partícipes en las tomas de decisiones".

La norma es aplicar el sentido común y tener en cuenta la edad, madurez y capacidades del hermano mayor y del pequeño

La norma cuando se intenta hacer a un hermano responsable de otro es aplicar el sentido común y tener en cuenta no solo la edad, madurez y capacidades del hermano mayor, sino también del pequeño. En cualquier caso, se trata de "implicar, sin delegar un exceso de responsabilidad, en la atención y cuidado del bebé", tal y como lo explica Enrique Arranz, catedrático de Psicología de la Familia de la Universidad del País Vasco, en su artículo 'Interacción entre hermanos y desarrollo psicológico: una propuesta educativa'.

Estimular la relación entre hermanos

La relación del hermano mayor con el pequeño no debe ser, por tanto, de figura responsable, papel que corresponde a los padres, sino más bien de acompañante y referente. "El tipo de interacción que se produzca entre el niño y el recién nacido dependerá en gran medida de cómo sus padres se relacionen con él y con el nuevo hermano", asegura Arranz, quien señala diferentes criterios educativos para construir una interacción familiar estimuladora. Estos son algunos de los más destacados:

  • Desarrollar experiencias en las que un hermano actúe como base de seguridad para el otro, como la incorporación al colegio o ir a dormir a casa de un familiar.
  • Fomentar los efectos beneficiosos de la imitación y estimular el juego cooperativo.
  • Evitar la comparación directa entre hermanos, poner a uno de ellos como modelo o humillar o culpabilizar a unos delante de otros.
  • Cuando se delegue la responsabilidad de cuidar a un hermano menor, no dejar al pequeño sin ningún papel, a merced del mayor.

Etiquetas:

celos, hermanos, hijos


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto