Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Parto > Riesgos

Tipos de contenidos: Bebé

Bebé
^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Bebés gigantes, el peligro de pesar cuatro kilos al nacer

Las mujeres obesas o con riesgo de parir niños más grandes de lo normal deben ser controladas durante el embarazo

Imagen: Thomas Hole

El 5,5% de los bebés que nacen en España llega al mundo con un peso superior a cuatro kilos, una macrosomía fetal que en muchos casos implica un mayor riesgo tanto para el pequeño, como un peligro para la madre. En este artículo se explica por qué nacen niños gigantes y cuáles son los riesgos de nacer demasiado grande. Se detallan también los métodos más eficaces para detectar y prevenir esta situación y se cuenta la historia de los recién nacidos más grandes del mundo.

Bebés gigantes, con más de cuatro kilos

María Lorena vino al mundo en agosto de 2013 en el Hospital Marina Salud de Denia (Alicante) tras un parto sencillo, sin anestesia epidural. Hasta aquí, todo normal. Sin embargo, su nacimiento causó un gran revuelo y fue recogido por numerosos medios de comunicación. Y es que, esta niña, el cuarto hijo de su familia, vino al mundo con un peso de 6,2 kilogramos, lo que la convierte en el bebé más grande nacido por parto natural en España.

El 5,5% de los bebés que nacen en España pesa más de cuatro kilos

Esta niña, al igual que un 5,5% de los bebés nacidos cada año en España, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, se considera un caso de macrosomía fetal. Con este término se denomina a los recién nacidos con un peso superior a cuatro kilos o con un percentil mayor de 90 respecto a su edad gestacional. No obstante, para matizar esta definición demasiado genérica, la Asociación Española de Pediatría (AEP) propone incluir en este concepto solo a los bebés "cuyo peso les implica un riesgo perinatal aumentado, que los hace susceptibles de un cuidado especial".

¿Por qué nacen bebés gigantes?

El nacimiento de niños gigantes es más frecuente en hijos varones de mujeres mayores de 35 años, que ya han sido madres o en quienes otro de sus pequeños ha sido macrosómico (un feto con un peso grande para su edad gestacional).

Pero también existen tres importantes factores de riesgo que pueden condicionar la talla del bebé al nacer:

  • Madre diabética. Aunque es habitual asociar los casos de recién nacidos gigantes con madres diabéticas o con diabetes gestacional, en realidad esta causa es solo atribuible a un 20% de los casos de macrosomía fetal, señala la AEP.

  • Obesidad materna. La excesiva ganancia de peso durante el embarazo o las gestaciones de madres obesas son susceptibles de derivar en el nacimiento de un niño con un peso más elevado del normal. Algunas investigaciones apuntan que la macrosomía fetal es tres veces más frecuente en gestantes obesas.

  • Edad gestacional. Un embarazo demasiado prolongado también incrementa el riesgo de que el bebé alcance un peso más elevado. Entre el 3% y el 10% de los "niños gigantes" vienen al mundo después de la semana 41 de gestación.

Los riesgos de nacer demasiado grande

Los bebés gigantes pueden implicar un parto más complicado, con riesgo de traumatismos

La macrosomía fetal implica riesgos. En el caso del bebé, el excesivo tamaño puede complicar el trabajo de parto y dar lugar a diferentes traumatismos obstétricos. Uno de los más frecuentes es la distocia de hombros en el niño, es decir, que el hombro del pequeño se quede trabado detrás de la pelvis materna después de la salida de la cabeza. La incidencia de distocia es menor del 1,4% en bebés de menos de cuatro kilos, mientras que afecta a entre el 5% y el 9% de los que superan este peso, advierte la Organización Mundial de la Salud.

En cuanto a la madre, los riesgos más significativos son el desgarro en el canal de parto (cuando el parto es vaginal) y una mayor probabilidad de hemorragias.

Como medida preventiva de estos problemas, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia recomienda la realización de una cesárea en los casos de mujeres diabéticas con un peso fetal estimado superior a 4,5 kilos, así como en cualquier gestante con un bebé mayor de cinco kilos.

Bebés gigantes, ¿cómo prevenir el peso excesivo?

Imagen: Larry Jacobsen

Como prevención, las mujeres que presenten algunos de estos factores de riesgo deben ser vigiladas y controladas durante el embarazo. "Es preciso prestar especial atención a la ganancia de peso de la madre y controlar las glucemias en las gestantes diabéticas", apunta la AEP.

Pero la macrosomía fetal no es siempre previsible. ¿Cómo se detecta en estos casos?

Hasta ahora, el método estándar para calcular el peso del niño ha sido la ecografía, aunque esta no es una técnica exacta, ya que el error medio en la estimación del peso de bebés gigantes es de 577 gramos.

Sin embargo, una reciente investigación del Hospital de Orense abre las puertas a una nueva vía para prever la macrosomía fetal en gestantes no diabéticas. Este trabajo determina que existe una relación entre el nivel en la embarazada de la llamada proteína A asociada a la gestación y el peso del niño al nacer. Y concluye que cuando estos niveles son elevados "se puede predecir la macrosomía fetal con un acierto superior al 80%".

Los bebés más grandes del mundo

El caso de María Lorena (6,2 kilogramos) llamó la atención mediática por su excesivo peso, pero lo que en realidad la hacía especial es que su nacimiento fue por parto natural, sin cesárea. Y es que esta niña no ha sido el bebé más grande nacido en España.

La Maternidad del Hospital de la Paz (Madrid) registró en el 2006 el nacimiento por cesárea de Arancha, una niña que pesó más de siete kilogramos y midió 56,5 centímetros.

Estos casos excepcionales de macrosomía fetal se unen a otros tantos registrados a lo largo del planeta, como el del pequeño Juan Jesús Peña, que vino al mundo en 2009 en Venezuela con un peso de ocho kilogramos y una talla de 66 centímetros, o el del bebé que nacía el mismo año en Indonesia con 8,7 kilogramos de peso.

No obstante, el récord de peso, recogido por el Libro Guinness, corresponde a un pequeño nacido en 1879 en Estados Unidos con 10,8 kilos, y que falleció 11 días después de su llegada al mundo.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto