Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Tipos de contenidos: Bricolaje

Concurso Interescolar
Λ

Reparar las grietas del techo

Las fisuras deben rellenarse con una pasta especial o cubrirse con malla de vidrio cuando se trata de un techo falso

Imagen: Nina Hale

Los techos envejecen. Con el paso del tiempo suelen aparecer hendiduras o grietas que estropean su aspecto y deterioran la superficie. Cuando esto ocurre, es importante actuar con rapidez para que la fisura no vaya a más. Una vez localizada, hay que abrirla, rellenar el interior y sellarla.

En este trabajo se puede utilizar un objeto punzante, sin que la grieta se abra más de siete milímetros. Toda la hendidura debe quedar cubierta con un producto sellante que repare la fisura. En general, el propio envase contiene las instrucciones precisas para aplicarlo. Cuando se utilice yeso, la presentación ha de ser compacta, si bien exige trabajar con agilidad para que el yeso no endurezca y quede inservible. La cantidad de agua que se emplee determinará el resultado.

Es preferible rellenar la grieta de forma transversal para que el producto penetre mejor. A continuación, hay que alisarlo hasta que apenas destaque con respecto a la superficie, que quede lo más plano posible. A pesar de todo, con frecuencia, será necesario pintar la superficie para eliminar cualquier rastro de grietas.

Arreglar un falso techo

La humedad es uno de los principales enemigos de los techos falsos de escayola. Con el tiempo, las planchas de yeso tienden a agrietarse o la unión entre ellas queda al descubierto al perder la masilla que las cubre. El resultado es la aparición de pequeñas fisuras antiestéticas, pero sencillas de reparar.

Se puede aplicar una pasta y lijar la zona o emplear una malla de fibra de vidrio

Se puede aplicar una pasta tapagrietas y lijar la zona para disimular la masa. Otra opción es emplear una malla de fibra de vidrio que cubra las fisuras. Este material se emplea también en revocos, gracias a su ligereza y resistencia. Debe aplicarse con la zona húmeda, por lo que se sujeta con una pasta especial. También existen mallas autoadhesivas que se fijan directamente al techo.

El mismo material, fibra de vidrio, se puede emplear en toda la cubierta. Se fija con una pasta tapagrietas hasta que la superficie quede lisa. Cuando la pasta esté seca, se lija el techo para eliminar irregularidades y, por último, se pinta de nuevo.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto