Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Tipos de contenidos: Bricolaje

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

Preparar la pared para alicatar

La superficie debe ser sólida y sin irregularidades para que los azulejos se adhieran con garantías

Antes de alicatar una pared, hay que asegurarse de que ésta reúne varias condiciones. El alicatado es un tipo de revestimiento pesado. Por este motivo, el tabique sobre el que se vaya a disponer debe ser consistente para soportar la carga, estar nivelado y sin irregularidades. De lo contrario, es probable que los azulejos no se agarren. Si la pared está pintada y su estado de conservación es deficiente, conviene retirar el revestimiento antiguo. En un alicatado viejo, no siempre es necesario quitar todos los azulejos (repicar), pero sí hay que pulir la superficie para que la adherencia de las nuevas piezas sea total.

Superficies pintadas

Cuando la pintura de la superficie que se alicatará tiene desconchones, es preciso decapar y revocar. Así se logra un plano correcto para colocar el nuevo alicatado. El mismo adhesivo que se utilizará para alicatar sirve para realizar el revoque. Su uso es sencillo: se extiende por toda la superficie con una espátula y se deja secar durante, al menos, tres horas antes de comenzar a colocar los azulejos.

Si la pintura está en buenas condiciones, no es preciso retirarla con decapante. Cuando el acabado es brillante, es aconsejable lijarla para que la superficie quede rugosa y los azulejos agarren de forma óptima. Si es mate, conviene limpiarla en profundidad para eliminar cualquier resto de grasa o suciedad que dificulte la adherencia de las piezas.

Alicatados deteriorados

Es posible colocar los nuevos azulejos sobre una pared ya alicatada. No obstante, hay que asegurarse de que es robusta. De lo contrario, se corre el riesgo de que no soporte el peso del nuevo alicatado.

Es posible colocar los nuevos azulejos sobre una pared ya alicatada

Se debe examinar la superficie para localizar piezas deterioradas y retirarlas, con cuidado, sin dañar otras que estén alrededor. No es preciso repicar toda la superficie. Basta con deslustrar los azulejos con un disco para lijar o aplicar sobre ellos una imprimación de adherencia para reforzar el agarre de las nuevas piezas.

Colas para alicatar

En el mercado hay distintos tipos de cola de alicatado. Para elegir la más adecuada, es preciso considerar la naturaleza del soporte -si es hormigón, yeso o madera-, las condiciones del lugar -interior o exterior- y las propias características del azulejo.

El mortero y el cemento cola son dos productos muy utilizados. Para su empleo, ambos deben mezclarse con agua. El primero está compuesto por cemento, arena y celulosa. Es un adhesivo adecuado para utilizar sobre yeso, madera y hormigón. Por su parte, el cemento cola combina arena, cemento blanco, caseína y aglomerantes. Es preferible usarlo sólo en paredes de yeso.

Los adhesivos que contienen resinas son otra opción muy popular. Su ventaja principal es que no necesitan mezclarse con agua ya que están listos para usar. Son adecuados para interior y en soportes que no resisten el contacto continuo con el agua, como la madera, el yeso o los aglomerados.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto